La Policía investiga si la trama Oikos usaba las apuestas para blanquear dinero del narcotráfico

Los ex futbolistas Carlos Aranda (primer término) y Raúl Bravo (detrás, i) , abandonando la prisión de Zuera./Efe
Los ex futbolistas Carlos Aranda (primer término) y Raúl Bravo (detrás, i) , abandonando la prisión de Zuera. / Efe

Según el sumario, las escuchas en un procedimiento judicial por tráfico de estupefacientes en Málaga, en el que estaba implicado Aranda, destaparon la investigación

EL NORTE

Los exfutbolistas Carlos Aranda y Raúl Bravo, supuestos cabecillas de la trama de amaños de partidos de fútbol, podrían haber utilizado la compra de encuentros para blanquear dinero procedente del narcotráfico, según se desprende del sumario de la operación Oikos, al que ha tenido acceso El Mundo. Según la información publicada en su diario digital, Aranda, que fuera jugador del Real Madrid, Osasuna y Numancia 'lavó' dinero de la venta de drogas con la realización de apuestas millonarias en partidos en los que disponía de información privilegiada tras pagar a futbolistas involucrados.

El hilo que ha permitido abrir la investigación por la compra de partidos llegó de unas escuchas que fueron interceptadas en un procedimiento judicial por tráfico de estupefacientes en Málaga, en un caso en el que estaba implicado Carlos Aranda, lo que ha permitido establecer la estrecha relación entre la compra de partidos en las drogas.

Entre los partidos que se están investigando se encuentra el Valladolid-Valencia, de la última jornada de la temporada recién terminada, y que finalizó con 0-2 y la clasificación de los chés para jugar la Champions. Una grabación en la que se escucha a Carlos Aranda probaría, según el sumario de la operación Oikos, el supuesto amaño de este encuentro. «Había siete jugadores comprados, nada más», es una de las frases pronunciadas por Carlos Aranda e interceptadas por la policía y que habrían sido filtradas de forma interesada y que no partió de la sede judicial que investiga la 0peración Oikos. En estas mismas grabaciones, se escucha Aranda aconsejar a una de sus empleadas que apostara: «Apuesta 10.000 euros y te llevarás 20.000».

El origen de la investigación policial que destapó el escándalo de presunta compra-venta de partidos en el fútbol profesional fue el encuentro Huesca-Nàstic de Segunda de la pasada temporada (0-1), denunciado hace un año por LaLiga.

La operación se destapó hace dos semanas, con los registros llevados a cabo en los domicilios del presidente del Huesca Agustín Lasaosa, el doctor Juan Carlos Galindo y el exjugador del mismo equipo Iñigo López, actualmente en el Deportivo, además de Raúl Bravo (considerado el cabecilla de la trama), Borja Fernández (excapitán del Valladolid recién retirado) y Carlos Aranda, exfutbolista de hasta ocho equipos de Primera a quien se vincula con al menos dos casas de apuestas para obtener beneficios con amaños de partidos.