Real Valladolid B 1 - SD Ponferradina 3

La Ponferradina pone los goles y la necesidad ante el filial

Casi protege el balón ante la presencia de Ríos Reina. /Villamil
Casi protege el balón ante la presencia de Ríos Reina. / Villamil

Los de Jon Pérez Bolo, que se cuelan en 'playoff' de ascenso, llevaron el peso del partido y tiraron de oficio en la reanudación tras un periodo de desgaste

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Con el 'playoff' a tiro de victoria a domicilio, era la Ponferradina la que más tenía en juego en los Anexos de Zorrilla y esa necesidad se dejó notar ante un filial que dicho sea de paso llega a este tramo final justito de efectivos por las obligaciones con el primer equipo y, eso sí, con buena parte de los deberes adelantados. Sin Miguel arriba ni Javi Pérez en el centro del campo, el filial pudo recuperar a El Hacen para llevar orden a un partido en el que fue de más a menos para terminar a merced de su rival.

1 Real Valladolid B

Guille; Apa, Corral, Mario, Salisu (Óscar, minuto 78), Jaime (Zalazar, minuto 71), Pedrosa (Jardel, minuto 81), Raúl Navarro, Casi, El Hacen y Kike Pérez.

3 SD Ponferradina

Manu García; Son, Ríos (Kevin, minuto 90), Yac, Pablo Trigueros, Sielva, Pichin (Óscar Lozano, minuto 79), Saúl Crespo, Kaxe (Orlando, minuto 88), Isi y Carlos Bravo

goles:
0-1 (minuto 71): Kaxe. 0-2 (minuto 75): Kaxe. 1-2 (minuto 81): Zalazar. 1-3 (minuto 85): Saúl Crespo.
árbitro:
Pardeiro Puente (comité cántabro). Amonestó a El Hacen por los locales y a Isi y Saúl Crespo por los visitantes
Incidencias:
Jornada 34 de la Segunda División B, grupo I, disputada en los Anexos con 150 aficionados de la SD Ponferradina en la grada. El técnico del Real Valladolid, Sergio González, presenció el partido.

Sus opciones, que las tuvo, llegaron en una primera parte pareja en la que Casi, por dos veces, y Kike no acertaron en sus disparos a puerta desaprovechando el agujero que la Ponferadina sirvió en el centro de su zaga. Especialmente claras fueron las ocasiones del '9' blanquivioleta, desafortunado en sendos mano a mano con el meta berciano.

Ahí se acabó toda la pólvora del equipo de Miguel Rivera, que en la reanudación y pese a no haber sufrido sensación de peligro en la primera parte fue poco a poco perdiendo terreno en favor de su rival. Entonces sí salió a flote la necesidad de la Ponferradina, que no solo empezó a ganar metros sino que logró conectar por fin con Carlos Bravo, no solo su hombre con más peligro sino el hilo conductor en sus acciones ofensivas. De sus botas salieron los dos primeros disparos a la meta defendida por Guille y en un toque suyo se originó el primer tanto visitante, en una pared que dejó solo a Kaxe mano a mano con el portero. Kaxe batía en tiro cruzado a Guille y ponía la primera piedra de la victoria visitante.

La afición de la Ponferradina dio colorido a la grada de los Anexos.
La afición de la Ponferradina dio colorido a la grada de los Anexos. / Villamil

Cuatro minutos después, Bravo, esta vez de tacón, servía para que Isi disparara al cuerpo de Guille con Kaxe atento para llevar a la red el rechace. Con 0-2, Rivera cambió por primera vez el dibujo (5-3-2) poniendo en el campo toda la mordiente ofensiva de que disponía. Primero Zalazar –que hizo el gol de la tarde en córner directo– y después Óscar y Jardel.

Con el filial volcado, Saúl Crespo aprovechó un balón suelto en el área pequeña para hacer el tercero en una recta final en la que Guille evitó la goleada con buenas intervenciones bajo palos.