A por la primera victoria

El autor considera que, después de tres trabajados empates a domicilio y dos derrotas en casa, el Real Valladolid debe afrontar el encuentro del jueves ante el Levante en Zorrilla con la confianza necesaria para conseguir la primera victoria de la Liga

Ünal y Mïchel felicitan a Leo Suárez autor del tercer gol del Pucela en Vigo. /RAMÓN GÓMEZ
Ünal y Mïchel felicitan a Leo Suárez autor del tercer gol del Pucela en Vigo. / RAMÓN GÓMEZ
TONI POLA

El Pucela consiguió en Vigo una 'victoria' de un punto, demostrando coraje, ganas y capacidad goleadora ante un gran equipo. Para olvidar queda la caraja inicial y la actuación del árbitro, a quien el VAR no supo o no pudo rectificar. Mientras Tebas y Rubiales se pelean por cuestiones como llevar un partido a Estados Unidos, la Liga sigue padeciendo horarios extraños a altas temperaturas y situaciones arbitrales que nos prometieron que ya no se darían con el invento del vídeo arbitraje.

Una vez pasado el ciclón Ronaldo, llega el momento de vencer en casa. El Real Valladolid ha sufrido y sudado para obtener un escaso botín en cinco jornadas. Ha llegado un presidente que puede dar estabilidad a la entidad. Se ha renovado al entrenador del ascenso y a jugadores de futuro… Todo este proyecto debe sostenerse ahora permaneciendo en Primera y para ello los resultados tienen que llegar.

Frente al Alavés en casa había que haber sumado. Ahora llega, entre semana, otro partido a Zorrilla de esos que pueden marcar nuestro futuro. El empate en Vigo debe hacer creer al equipo que puede ser efectivo en ataque y que jugadores como Nacho, Plano o Ünal cojan confianza. Otros como Leo Suárez, a la espera de ver más a gente como Verde, pueden ser buenos revulsivos en una Liga exigente y larga.

Veremos cómo responde la afición ante un partido en jueves. Esperemos que el buen momento del Pucela se traduzca en victorias y la gente siga confiando en el trabajo de Sergio. Me da miedo que todo este empeño pucelano, hasta ahora, se haya traducido solo en tres puntos de quince. Por ello, ante el Levante de Roger, debería llegar el primer triunfo de la temporada.

El equipo deja una sensación agridulce en estas primeras jornadas. Serio en defensa con un Calero imperial y, hasta Vigo, poco efectivo en ataque con jugadores como Cop todavía algo perdidos. Sirva el subidón y la fe mostrados el sábado para que jugadores como Toni se lo crean, pues tienen condiciones para codearse con los mejores. Confiemos en que en esta exigente semana llegue la ansiada victoria en casa y que luego demos la cara en Villarreal. Seguimos confiando, claro que sí, en esta plantilla y en este técnico, pero la realidad es que la tabla de Primera no espera a quien no suma de tres en tres. Llega el momento de vencer.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos