El Promesas empata con el Burgos en un amistoso con mucho ritmo: 2-2

Miguel remata ante el portero del Burgos. /A. Quintero
Miguel remata ante el portero del Burgos. / A. Quintero

Miguel y Marco anotaron los tantos del filial pucelano, que siempre fue por delante en el marcador

El Norte
EL NORTEValladolid

Provechosa prueba la que llevó a cabo ayer en Venta de Baños el Real Valladolid Promesas. Frente a un Burgos CF que acababa de hacer alarde de potencia económica –ha fichado al expucelano Toché por dos temporadas a razón de 220.000 euros por año, según informa la web Burgosconecta–, los de Javi Baraja se mostraron como un equipo muy compacto y dominador, que ejerció el control del partido. Tanto que consiguieron romper la línea defensiva del conjunto burgalés en el minuto 5. Miguel culminó una buena jugada colectiva.

Reaccionó rápido el cuadro burgalés, que hacía el empate cuator minutos después, y con ello daba paso a un primer acto especialmente entretenido en el que la calidad y el toque de balón de los jóvenes pucelanos se veía contrarrestado por la presión y el oficio de los de Burgos, que aunque menos rodados demostraron tener un alto nivel físico para estas alturas del año.

La segunda parte, si bien no tuvo el trepidante ritmo de la p`primera, dejó ver de nuevo acciones combinativas de ambas escuadras de notable bagaje técnico. Fruto de ello sería el segundo gol de los blanquimorados, obra de Marco, que pudo sacar provecho de una posición ilegal para anotar.

El tanto se les atragantó a los blanquillos, que a diferencia de los primeros 45 minutos, ahora no lograron encontrar la tecla con laque penetar en la armada defensa de los de Pucela. Tuvo que sr a balón parado, en un saque de esquina, como llegara el gol del empate.