Real Valladolid Promesas 3 - Virgen del Camino 1

El Promesas de Javi Baraja se estrena con victoria tras remontar un gol en contra

Una acción del partido antre el Promesas y el Virgen del Camino. /Alberto Mingueza
Una acción del partido antre el Promesas y el Virgen del Camino. / Alberto Mingueza

El filial del Real Valladolid reaccionó tras el descanso en un partido trabado que cerró el gol del recién llegado André

ENRIQUE IBÁÑEZValladolid

Con 35 grados y las gradas de los anexos del José Zorrilla a medio llenar empezaba el encuentro entre el Real Valladolid y el Virgen del Camino, primero de Javi Baraja en el banquillo local y un sistema 4-4-2 sobre el césped. Un encuentro que el equipo pucelano comenzaba con una presión arriba y obligando al equipo visitante a soltar rápidamente la pelota.

El Promesas, muy cómodo con el balón, no conseguía crear ocasiones de peligro claras sobre la portería del equipo rival pero tampoco permitía que los jugadores de la Virgen del camino pasaran del medio campo.

3 Real Valladolid Promesas

Gaizka, Apa, Nieto, Mario, Salisu, D.Sanz, Zalazar, Oriol, Oscar, Carlos, Soberón. También jugaron Maxi; Castri, Jaime, Corral, Rafa, David, Charaf y Marcos André.

1 La Virgen del Camino

Ismael, Blanco, Manuel, Alberto, Diego, Ferranz, Javier, Eraci, Pablo, Sergio y Jesús.

goles:
0-1 (minuto 38) Jesús; 1-1 (minuto 50): Mustafá (p.p.); 2-1 (minuto 80): Víctor, de penalti; 3-1 (min 84): Marcos André.
árbitro:
Cañibano Arias.
incidencias:
Primer partido de pretemporada para el filial, disputado en los Anexos.

El calor comenzaba a hacer mella en los jugadores del equipo local, que con el paso de los minutos comenzaron a reducir su presión, dejando a los visitantes jugar más con balón. Y fue en una de estas jugadas cuando, un pelotazo largo a la espalda de Apa, dejaba solo a Jesús, extremo izquierdo del Virgen del Camino, que batía a Gaizka para poner el 0-1 en el marcador.

Tras el gol, la reacción del equipo pucelano no se hizo esperar y una internada por banda derecha de Sanz dejaba en bandeja un balón que sacaba el central del equipo visitante bajo palos.

Tras esto se llegaba al descanso y con una primera parte que se podría resumir en una frase, mucho ruido y pocas nueces. Dominio absoluto del equipo de Javi Baraja pero sin crear ocasiones claras sobre la meta del Virgen del Camino.

En la segunda parte, Baraja daba salida a un once completamente nuevo, colocando a los once jugadores del banquillo y dando entrada a tres jugadores de equipo juvenil, Iker, Castro y Maxi.

Pero a pesar de los cambios, el Promesas seguía con la misma tónica que en la primera parte, amasando la pelota en el mediocampo pero sin llegar al área rival. Mientras, el equipo leonés se conformaba con el resultado y mantenía las líneas pegadas, regalando la posesión a los locales con el único objetivo de alejar el balón de su portería.

Se comenzaba a notar que era el primer partido de pretemporada, ya que tuvo que ser el portero del equipo visitante, Ismael, quien hiciera el favor de regalar el primer gol del Promesas. Tras un fallo en el despeje, rebotaba en los pies del central visitante, Mustafa, que introducía el balón lentamente dentro de la portería. Fue inmediatamente tras el primer gol cuando Baraja dio la oportunidad al recién llegado, el brasileño Marcos André.

Tras el gol y ya jugándose la segunda parte el filial empezó a despertar y, tras una internada de Marcos André, un defensa del conjunto visitante derribaba al delantero y el colegiado pitaba penalti. Un penalti que se encargaría de transformar Víctor, que engañaba al portero y ponía el 2 a 1 en el marcador.

Pero la fiesta no acabaría ahí, y un fallo de comunicación en la defensa visitante era aprovechado por Marcos André, que tras una carrera de 20 metros, definía con una vaselina ante el portero, colocando así el 3 a 1 en el marcador en el minuto 84. Y con esta jugada se llegaba al final del partido. Un encuentro trabado que no se resolvió hasta los minutos finales pero que dejó pequeños destellos de lo que será este nuevo Real Valladolid Promesas de Javier Baraja.