Desde los anexos

Protesta enérgica

Moyano y Míchel protestan al colegiado Jaime Latre. /R. Gómez
Moyano y Míchel protestan al colegiado Jaime Latre. / R. Gómez

Miguel Ángel Pindado
MIGUEL ÁNGEL PINDADOVALLADOLID

Protesto, protesto enérgicamente», decía Demi Moore en la película 'Algunos hombres buenos' mientras su compañero abogado y con mayor experiencia le hacía ver que eso solamente servía para enervar aún más al presidente del tribunal. Nadie duda de que la técnica permite vislumbrar si la ceja del delantero sobrepasa esa línea imaginaria que ahora se ha convertido en real para confirmar una posición antirreglamentaria, pero lo que no ha cambiado es la arbitraria interpretación que los colegiados de toda la vida hacen de las normas. Sobre el césped del Ciutat de Valencia se volvió a perpretar una nueva afrenta contra los colores blanquivioletas, hasta el punto de soliviantar de forma explícita al entrenador, Sergio González. Después de que el colegiado señalara sin ninguna duda el gol y de que el Levante también lo diera por bueno, resulta que llega el señor que está sentado en Las Rozas –Hernández Hernández– y se pone exquisito, piensa que ha encontrado algo, no sabemos qué, y se tira tres minutos dándole vueltas, cuando se han hartado los colegiados y en especial su jefe, Velasco Carballo, en anunciar que el VAR solo actúa en casos flagrantes y evidentes. Pues bien, la eficacia de Hernández Hernández encuentra unos centímetros de la bota de Ünal al otro lado de la famosa línea que marca un defensor que está junto al turco. Pero ahora queda resolver si molesta o no molesta. Y ahí no entra el VAR, ahí deben interpretar los colegiados, el que ha descubierto un fuera de juego ¿flagrante? y el propio colegiado al que se le colocan las imágenes precisas para demostrarlo. Y todo ello con el Real Valladolid en ascuas. Y parece que no es conflictivo ser arbitrario con los colores blanquivioletas.

El club optó por las buenas formas y el perfil blando. A día de hoy ha servido de nada. La protesta enérgica quizá tampoco sirva de mucho, pero esperemos que si llega a producirse no sea tarde. La permanencia está en juego.

 

Fotos

Vídeos