Real Valladolid

El Pucela vuelve a casa

Santisteban pone a prueba a Masip en los renovados Anexos. /F. B.
Santisteban pone a prueba a Masip en los renovados Anexos. / F. B.

Los de Sergio González empezaron esta mañana a preparar el amistoso contra el Rayo Vallecano en los remozados Anexos

Fernando Bravo
FERNANDO BRAVOValladolid

Sin porterías, embaladas cuidadosamente al pie del campo, el de hierba de los Anexos acogió ayer, por primera vez esta temporada, el entrenamiento del primer equipo que empezó a preparar a las órdenes de Sergio González el amistoso del miércoles, en Íscar, contra el Rayo Vallecano.

La actividad en los Anexos empezó a ser la propia de la temporada: en uno de los campos de césped artificial entrenaba el Promesas a las órdenes de Miguel Rivera; en el otro, Javier Baraja trabajaba con los juveniles y, en el de hierba natural, a falta de algunos retoques, la primera plantilla entrenó hasta las 10:30 en sesión matutina.

Ejercicios de ataque y rondos con cuatro pequeñas porterías en las esquinas completaron la primera jornada de vuelta a casa. Hasta la semana pasada el Real Valladolid había entrenado en Zaratán. Esta mañana, además, algunas decenas de aficionados presenciaron el entrenamiento mientras que en el estadio la actividad de las obras de reforma era especialmente intensa.

 

Fotos

Vídeos