eL rASPILLA

La figura de Toni Villa adquiere cada vez más importancia en este Real Valladolid

Villa y Masip agradecen el ánimo de los aficionados /G. Villamil
Villa y Masip agradecen el ánimo de los aficionados / G. Villamil
JAVIER YEPES

Cuando en el minuto 70 del partido Toni Villa dejaba su sitio a Ontiveros, el Nuevo Zorrilla ayer mas coliseo futbolístico que nunca, ya empezaba a oler a triunfo y a consecución de logro.

Con la salida del Raspilla se consolidaba la idea de que el equipo conseguía in extremis poner un pie en el estribo, con el otro aún en el aire, del último tren que tiene como estación final el ascenso.

Una hora y media antes un mosaico blanquivioleta y un tifo gigante con los colores del club daban paso a un coro de 22.000 almas, con la lógica excepcion de los seiscientos osasunistas, que cantaron a capella el himno pucelano para dejar clarito que la afición, si se dan los condicionantes necesarios, jamás dejará al equipo solo en tesituras como la de ayer...y las próximas por llegar. Y es que a la gente, como dice mi amigo Víctor Santos, seguidor impenitente con caracter domiciliario, lo que le atrae de verdad es ver jugarse a su equipo las cosas importantes en este deporte... y si además le sale barato, pues mucho mejor aún. Adrenalina a precio de coste, para que nos entendamos.

Y es que, al igual que el otro día en Zaragoza, el equipo es ya otro aún siendo casi el mismo; un casi sustentado por la repetición sistemática de puestos y futbolistas. Y es ahí precisamente, donde viene a radicar el éxito de los últimos acontecimientos.

Quizás no sea una casualidad, que esa confianza, traducida en continuidad, que está otorgando el entrenador a jóvenes y veteranos, sea quien este provocando un juego mas fluido y rápido, por repetido, en todas sus acciones.

Del mismo modo que el crecimiento exponencial de Calero o el resurgir deMichel o Nacho vengan determinados por esa misma circunstancia.

Ahora ya nadie discute la calidad de la plantilla y hasta en el club parece lógico que tres canteranos, como mínimo, sean piezas fundamentales en cada convocatoria del equipo. ¡No está mal!

El triunfo frente a Osasuna es algo más; es el triunfo de una ideabasada en la confianza como grupo, el sosiego en el juego y el orden en lo táctico. Ni se ha inventado la polvora, ni estamos en la Europa League, ni hemos cambiado aún de categoría.

Pero somos mucho mas equipo y empezamos a jugar curioso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos