Fútbol | Primera División

En el Real Valladolid, Alcaraz trabajó en el gimnasio y Hervías ya entrena con normalidad

Joaquín y Moi durante un entrenamiento del primer equipo./Rodrigo Jiménez
Joaquín y Moi durante un entrenamiento del primer equipo. / Rodrigo Jiménez

Fernando Calero no se ejercitó con el resto del grupo pero realizó trabajos de recuperación en el interior de las instalaciones pucelanas

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

El Real Valladolid completó esta mañana una sesión de trabajo a medio camino entre el partido frente al FC Barcelona del pasado sábado y la jornada de descanso de la que disfrutará este martes la plantilla.

23 futbolistas participaron en la jornada, en la que el grueso del conjunto se dividió entre un grupo formado por diez de los jugadores que salieron de inicio al Camp Nou-más Salisu pero sin Calero, que trabajó en el gimnasio- y otro, que se empleó con más intensidad, integrado por el resto de jugadores disponibles además de Samu Pérez, Jaime Sánchez y Pablo, del filial.

Más información

En este segundo conjunto se encontraba el recuperado Pablo Hervías, que ha superado las molestias en la rodilla que le impidieron comparecer frente al Barça, mientras que Rubén Alcaraz trabajó también en el interior de las instalaciones y Toni Villa y Luismi se ausentaron por sus respectivas lesiones de larga duración.

Tras el entrenamiento fue Anuar el encargado de comparecer ante los periodistas, después de su titularidad en el Camp Nou, donde cuajó un excelente partido.

El mediocentro ceutí reconoció que su equipo se sintió «cómodo» con el sistema de cinco defensas y dos delanteros que estrenó Sergio frente el Barça, «porque estábamos muy juntos», pero también aseguró que el habitual 4-4-2 es el que mejor sienta a los suyos.

A nivel personal se mostró «contento» por su partido, pero quiso poner de relieve que fue mérito de «todo el equipo», especialmente a la hora de tapar a Leo Messi al que «cada vez que cogía la pelota le rodeábamos tres compañeros».

«Siempre dispuesto a ayudar», consideró Anuar que el equipo tiene que empezar a ganar partidos para intentar eludir el descenso, y el primero de ellos el choque ante el Betis del próximo domingo. «Hay que dejar de pensar en lo que ocurrió en Barcelona y seguir batallando, sobre todo en casa y empezando por el partido contra el Betis», pidió.