El Real Valladolid apurará todas las opciones para disputar su trofeo antes del 22 de diciembre

Rubén Alcaraz firma autógrafos después del partido de entrenamiento que sustituyó a la disputa del Trofeo Ciudad de Valladolid. /Villamil
Rubén Alcaraz firma autógrafos después del partido de entrenamiento que sustituyó a la disputa del Trofeo Ciudad de Valladolid. / Villamil

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

El XLV Trofeo Ciudad de Valladolid aún podría jugarse este mismo año, ya que el club hará un último esfuerzo por retorcer el calendario y cuadrar una de las tres únicas fechas que quedan libres. Sin posibilidad por normativa de disputarse a partir del 22 de diciembre, última jornada prevista del año (en San Mamés ante el Athletic), las únicas opciones que ofrece el calendario pasan por tres miércoles: el 28 de noviembre –tal vez la fecha más precipitada–, y el 12 y 19 de diciembre. La siguiente pieza a encajar en el puzzle es el rival, ya que la opción de que sea el LOSC Lille parece poco menos que imposible debido a la situación que atraviesa el club francés, segundo clasificado en Liga y con la clasificación para la próxima edición de la Champions al alcance.

La llamada del club francés a primera hora de la mañana para comunicar la imposibilidad de viajar por la niebla que cubría el aeropuerto de Albert, punto de origen desde el que debía despegar el chárter contratado, ha causado un importante trastorno al Real Valladolid, que lo había cuadrado todo para celebrar una edición de su trofeo excepcional. No solo se había conseguido convencer al equipo de Lille, ciudad hermanada con Valladolid, sino que por primera vez se iba a retransmitir para toda España por Gol TV.

La suspensión planteó durante toda la mañana diferentes dudas que poco a poco fueron despejándose. Sin opción de despegar a la hora fijada, las 08:00 horas –la plantilla esperaba en el aeropuerto de Lille desde las 06:45–, la siguiente hora disponible con la pista libre hubiera llevado al club francés a aterrizar en suelo vallisoletano en torno a las 17:15 horas, apenas una hora antes del horario programado para disputar el partido. Descartada esta opción, tampoco el cambio horario era una buena salida, ya que debido a la normativa FIFA el partido se tendría que haber jugado a las 23:00 horas para no coincidir con los partidos de selecciones. Un horario que tampoco convenció a ninguna de las partes puesto que el club galo tenía programado el regreso en vuelo chárter y en este nuevo escenario hubiera tenido que pedir pista para aterrizar en Lille en torno a las cuatro de la madrugada.

La última opción posible pasaba por haber jugado este viernes el Trofeo, pero tanto el Lille como el Real Valladolid contemplaban en sus agendas desde hace tiempo conceder tres días libres a sus jugadores. Desde la entidad blanquivioleta se descarta cualquier suspicacia, ya que la relación entre ambos clubes es extraordinaria según confirmaba Carlos Suárez en el día de ayer. Suárez mantiene una buena amistad con el director general del Lille, Marc Ingla, desde la etapa de éste como vicepresidente del FC Barcelona, y el contacto entre ambos en las últimas horas ha sido permanente.

A la espera de saber si el club encuentra otra fecha y rival, todos los aficionados que hubieran adquirido su entrada para este partido pueden dirigirse a las oficinas del club para que les sea devuelto su importe. Los que adquirieron su entrada vía Internet se les reingresará el dinero de forma automática.

 

Fotos

Vídeos