El Real Valladolid, en el centro de los rumores de fichajes

Va a ser una constante a partir de ahora: cuando se acerque la hora de poder fichar, decenas de jugadores dirán que les quiere el Real Valladolid. El efecto Ronaldo

Ronaldo, Miguel Ángel Gómez, Carlos Suárez/
Ronaldo, Miguel Ángel Gómez, Carlos Suárez
Eloy de la Pisa
ELOY DE LA PISA

Al Real Valladolid le está naciendo un problema. Ignoro aún si es grande o pequeño, solucionable o fuente potencial de conflictos. Lo que tengo claro es que el club se ha convertido en una pieza decisiva en ese peculiar puzzle que debe ser completado para lograr un traspaso o una cesión.

Hay tres razones que explican esta importancia. La primera, que el presidente y máximo accionista se llama Ronaldo Nazário da Lima; la segunda, que juega en la Liga española y destaca, pero no parece tener delanteros resolutivos; y la tercera, que nace de la primera: si está Ronaldo es que hay dinero. Es evidente que las dos primeras son ciertas, y también que la tercera no lo es. Pero eso es irrelevante para los presidentes y representantes de los jugadores. Ellos van a lo que van.

En los últimos días han salido con insistencia a la palestra el nombre de Stiven Plaza. Un delantero ecuatoriano de 19 años con buenas maneras, que juega en el Independiente del Valle, y al que colocan en la órbita del Real Valladolid. Tanto que es posible ver un vídeo suyo deseando que su representante y el Pucela lleguen a un acuerdo. O declaraciones afirmando que Ronaldo le ha llamado. Plaza es uno más de la agenda y en las oficinas del estadio Zorrilla se hacen de cruces al ver como el presidente de Independiente y su representante intentan elevar el precio a costa del prestigio del máximo accionista blanquivioleta. En la visión ecuatoriana, una llamada de Ronaldo eleva el precio a 6 millones automáticamente.

Lo cierto es que el Valladolid ve en el jugador una apuesta de futuro, pero no un futbolista que pueda resolver nada en invierno. Y menos por esa cantidad, desmesurada por un cuasi juvenil. Esto va a ser habitual a partir de ahora: cuando se abran ventanas de fichaje, el Valladolid será siempre un equipo comprador.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos