El Real Valladolid: Conejillo de indias

El autor del artículo reflexiona sobre el VAR y cómo se aplica en según qué situaciones

Jaime Latre regresa al campo para anular el gol de Plano en el Ciudad de Valencia tras revisar el monitor. /Ramón Gómez
Jaime Latre regresa al campo para anular el gol de Plano en el Ciudad de Valencia tras revisar el monitor. / Ramón Gómez
TONY POLA

Vaya por delante que prefiero pensar que no existen complots o ayudas arbitrales contra equipos concretos (de ser así estaríamos ante una competición adulterada) y que los errores de los colegiados no pueden usarse para tapar las carencias deportivas. Como excolegiado de fútbol sala en categorías de base, quiero confiar en que cada profesional se limita a pitar lo que ve o cree ver. Dicho esto, siempre suele haber determinados conjuntos con los que parece que resulta más fácil ensañarse o, como dijo Sergio González, a los que tratar como conejillos de indias a la hora de señalar según qué cosas o de probar novedades como el VAR.

Más información

Decía Velasco Carballo, presidente del Comité Técnico de Árbitros, que este sistema «solo pretende eliminar los errores manifiestos». El problema reside a la hora de estipular claramente cuándo revisar las imágenes. ¿Una jugada que no eres capaz de resolver en cinco minutos, incluso echando mano de la televisión, es un error flagrante? ¿Por qué algunos lances se revisan y en otros, como en el supuesto fuera de juego de Plano en Valencia, no se deja ni finalizar la acción?

En caliente, como dijo nuestro entrenador, ahora mismo da la sensación de que molestamos en Primera. En frío, quiero seguir pensando que algunos ni nos consideran tan importantes como para perder tiempo en elaborar un plan premeditado para que bajemos. Conspiraciones o no, lo cierto es que el Pucela está siendo perjudicado por una tecnología que no se está aplicando por igual. Y no pasa nada por destacarlo, sin perder los papeles.

Entidades como el Real Madrid o el Levante sí pusieron el grito en el cielo ante errores puntuales. En el Real Valladolid, muchos aficionados lamentan que 'altavoces' como Ronaldo permanezcan tibios ante lo que son, cuanto menos, demasiadas casualidades. Se abre el debate acerca de si quejarse va a cambiar algo; mientras, las peñas, por si acaso, preparan ya una acción simbólica para la final ante el Celta.

A nivel deportivo, me quedo con que el Pucela se sobrepuso al gol anulado y mereció empatar. Esto no quita para que estemos en una muy mala racha de resultados y que haga falta autocrítica para mejorar. A la espera de Hervías y Guardiola, Verde, Keko y Plano piden paso en ataque, frente a la inoperancia de los supuestos delanteros natos. El VAR no debe tapar el bosque, pero tampoco podemos permanecer agazapados como conejillos mientras otros talan, indiscriminadamente y previa consulta en vídeo, nuestros árboles.