Fútbol | Primera División

El Real Valladolid se enfrenta al Villarreal con dudas en su frente de ataque

Leo Suárez conduce la pelota entre dos futbolistas del Levante. /Gabriel Villamil
Leo Suárez conduce la pelota entre dos futbolistas del Levante. / Gabriel Villamil

Las bajas de Enes Ünal y Óscar Plano obligarán a Sergio a elegir entre Ivi, Leo Suárez y Toni como escuderos de Duje Cop

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

Seguramente ya lo tiene pergeñado en su cabeza, pero lo cierto es que ayer, en la rueda de prensa previa al choque de esta tarde frente al Villarreal (La Cerámica, 16:15 horas), no quiso desvelar las líneas maestras de su alineación. Sergio sí que dibujó con trazo fuerte dos líneas básicas: «Keko no está al cien por cien» y Cop liderará el ataque acompañado por otro futbolista «más cercano al área que de organización».

Sobre esos dos pilares edificará el técnico blanquivioleta su iglesia, con la que intentará evangelizar en la casa del submarino amarillo, incapaz hasta la fecha de vencer como local.

Más información

Con las bajas de Óscar Plano por lesión y Enes Ünal apartado del encuentro por la cláusula del miedo, el arma ofensiva blanquivioleta carece de algunas piezas fuertes con las que intimidar al rival. Duje Cop será la cabeza nuclear, pero está por ver cómo se ensambla el resto del misil. Verde sigue lesionado y Keko Gontán será de la partida, aunque todo apunta a que no saltará de inicio por los problemas que arrastra en su planta del pie.

Así las cosas, el entrenador catalán se verá obligado a elegir de entre Toni, Ivi, Leo Suárez y Miguel para acompañar al internacional croata y ocupar las bandas. El primero será titular seguro, los dos siguientes han jugado 9 minutos oficiales en esta temporada cada uno y el cuarto aún no ha debutado en el fútbol profesional y esperará en el banco la alternativa «si es que el técnico se la puede dar», como dijo ayer Sergio a los periodistas.

En la derecha, podría dar la alternativa de nuevo a Antoñito, que firmó un buen debut en Primera en el choque frente al Levante. El futbolista sevillano ya formó en el 'play off' en Soria por delante de Moyano, el mismo papel que se le encomendó el pasado jueves, aunque solo le duró 12 minutos, hasta que el lateral jienense se lesionó y Antoñito tuvo que ocupar su puesto en el flanco derecho de la defensa.

Así, como es su sello habitual, Sergio no dedicó ayer mucho tiempo a lamentarse por los jugadores que no puede alinear. «Faltan dos hombres importantes, pero va a haber la posibilidad de que otros puedan aportar y decirle al míster: 'aquí estoy'».

Lamentó la pérdida de Óscar Plano para las próximas tres semanas, «un pilar fundamental», aunque consideró los problemas son menos gracias a los buenos resultados de su equipo en las últimas jornadas. «El aspecto psicológico es igual de importante que el puramente técnico o táctico. La cabeza te hace trabajar, llegar a balones a los que piensas que no puedes llegar... El refuerzo de que las cosas van saliendo hace que se posible seguir con esa idea», aseguró.

Aunque su fe en los suyos parece inquebrantable, sí que reconoce el entrenador la magnitud del equipo al que se enfrentan esta tarde. «Juegan similar al Levante, con un 4-4-2, pero tienen futbolistas que marcan la diferencia. Los delanteros saben aparecer en tres cuartos, combinan bien y tienen ruptura. Las bandas son engañosas porque Fornals aparece por dentro y deja que Jaume y Costas aparezcan en profundidad… No sabemos si jugará Cazorla o Layún... Esperamos a un equipo fuerte que combina bien y que con Calleja tiene intensidad para pelear bien e intentar presionar para robar rápido tras pérdida», resumió.

Por todo ello, la seriedad y el bloque volverán a ser la piedra de Rosetta de Sergio, más allá de los cambios de nombres. «Vamos a intentar plantear un partido serio», aviso.

 

Fotos

Vídeos