Fútbol | Primera División

El Real Valladolid se enfrenta a Raúl de Tomás, un ex que le tiene cogida la medida

Raúl de Tomás celebra su gol frente al Levante./Mariscal-EFE
Raúl de Tomás celebra su gol frente al Levante. / Mariscal-EFE

El ariete madrileño marcó el año pasado dos goles al Pucela, uno de ellos en el Nuevo José Zorrilla

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

A Raúl de Tomás, que si nada lo remedia visitará Zorrilla el próximo sábado (13:00 horas), se le quiere y se le detesta a partes iguales en Valladolid.

Se le tiene aprecio porque completó una buena campaña en su experiencia en Pucela en la temporada 2016-2017, con 15 goles; siempre habla bien del club blanquivioleta y no celebró su gol en Zorrilla de la temporada pasada (el partido acabó con 1-1). Se le desprecia porque prometió que jugaría en Segunda si era con el Pucela y no lo cumplió, ya que disputó la pasada campaña en la categoría de plata con la camiseta del Rayo Vallecano.

Pese a todo, en Zorrilla se le esperó este año como agua de mayo para solventar la papeleta de meter goles, aunque terminó por regresar a Vallecas cedido por el Real Madrid, con el que completó casi toda la pretemporada. En su segunda etapa en el conjunto rayista Raúl de Tomás vuelve a enfrentarse al que fue su equipo y al que el año pasado le marcó en dos ocasiones y regresa al Nuevo José Zorrilla como pichichi, otra vez, de su club, demostrando que tiene calidad más que de sobra para ser un punta importante en la Primera División española.

Con cinco goles es el máximo anotador de los suyos, muy por delante de Álvaro García, Pozo y Embarba, que han conseguido dos dianas cada uno en la presente liga. Lidera la tabla de anotadores e igualmente ha sido el que más peligro ha llevado al área contraria, pese a haberse perdido dos encuentros de la competición regular. Es el que más dispara de su equipo (41 tiros) y el que más lo hace a portería (21). Con esta extraordinaria aportación ha rescatado 5 puntos para un conjunto que tan solo suma 13 en el casillero, ya que anotó en los empates frente a Espanyol y Villarreal y en la victoria contra el Levante de la última jornada del año disputada en Vallecas.

Su primera temporada en la máxima categoría del fútbol español (jugó quince minutos con el Real Madrid en la 2014-2015 cuando formaba parte del Castilla de Segunda B) apunta también a colarse entre las mejores que ha completado nunca, exceptuando su gran año pasado, en el que logró 24 tantos y solo fue superado por Jaime Mata en el Trofeo Pichichi de Segunda, y su año en Valladolid. En sus tres temporadas en las categorías inferiores del Real Madrid anotó un máximo de ocho goles por año, mientras que en el Córdoba logró seis en 27 partidos, cifra que prácticamente ha alcanzado ahora con trece encuentros menos. Es ya uno de los delanteros jóvenes españoles más cotizados, ya que a sus 24 años se le estima un valor de mercado de 7,5 millones de euros y en la casa blanca saben bien de su potencial. Prueba de ello es el contrato de cinco años que le hicieron el pasado verano.

Ahora le toca al Pucela frenar su racha; Calero y Kiko Olivas ya saben lo que es enfrentarse a él, veremos si también han logrado aprender a pararle.

 

Fotos

Vídeos