El Real Valladolid mira al mes de enero: antes de entrar nuevos fichajes, dejen salir

Guitián, tras un entrenamiento en los Anexos. /Otazo
Guitián, tras un entrenamiento en los Anexos. / Otazo

El club, que prioriza la operación salida antes de reforzar la plantilla en enero, confía en que los movimientos del mercado faciliten las cesiones deseadas

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Mes y medio ha pasado desde que Ronaldo Nazário diera a conocer en el Congreso World Football Summit las que pretende que sean sus líneas maestras para el Real Valladolid. Allí, con el Teatro Goya de Madrid como escenario, los presentes asistieron a una escena que entonces quedó en un plano anecdótico y que hoy es sintomático de la realidad que vive el club. El mago Jorge Blass, encargado de introducir la mesa redonda en la que también estaban Carlos Suárez, David Espinar y Julio Senn, cogió del brazo a Ronaldo y delante de él dobló un papel que al desdoblarse se convirtió en un billete de 50 euros. «Lo voy a necesitar este año en el Valladolid», sonrió el 'Fenómeno', que antes de que se diera cuenta asistió, impertérrito, al milagro de los panes y los peces que todos en Zorrilla confían que protagonice. Blass cogió el billete y, sin saber nada de fútbol y mientras lo doblaba de nuevo, le dijo: «Lo único que tienes que decir es la palabra Valladolid, chasquear los dedos, y lo que sucederá la próxima temporada es que los 50 euros se convertirán en tu mano en un billete de 500». La sonrisa de Ronaldo al ver que el billete había mutado del marrón al violeta se hizo aún más grande. Casi sin darse cuenta acababa de escenificar el anhelo de un club que confía en sembrar en la presente temporada para recoger e invertir en el siguiente curso.

Noticias relacionadas

Después de cumplir con Hacienda, el club ya no tiene las ataduras de años anteriores pero tampoco flota en la abundancia en la que se mueven clubes con mayor trayectoria en la mejor liga del mundo. Hay presupuesto, exiguo eso sí, para fichar si el guion así lo requiere, pero la intención es esperar que los movimientos del mercado faciliten algunas cesiones bien vistas desde la dirección deportiva con el consentimiento del cuerpo técnico. La única fórmula para que el club considerara un traspaso pasa por una decisión del propietario que por el momento no se ha manifestado en este sentido.

La frontera del límite salarial (23,8 millones de euros), en este sentido, no supondría ningún obstáculo. «El gasto se puede amortizar en traspasos. Luego hay que tener en cuenta que muchas veces hay cesiones que acaban saliendo más caras con el paso de los años», reconocía ayer a este diario Miguel Ángel Gómez. El director deportivo ha vivido situaciones de todos los colores en este sentido. Vivió la época de penurias económicas en Sevilla, descenso incluido, y después fue también testigo y partícipe de la era gloriosa del club de Nervión. Allí aprendió de la mano de Monchi a fichar sin posibles. Y también a acertar más que a fallar.

Ahora en Zorrilla el reto guarda cierta similitud con unas cuantas bazas ya jugadas, y ganadas, que le pueden facilitar el trabajo en el próximo mercado invernal. La primera, fundamental, es disfrutar de un escenario estable tanto deportiva como económicamente que concede una tranquilidad inédita en las últimas temporadas. La buena marcha del equipo invita a no tirarse a la piscina con cualquier nombre que pongan los intermediarios sobre la mesa. Sí a esperar a que sea el mercado el que proporcione operaciones beneficiosas para reforzar puestos manifiestamente mejorables.

Tres salidas y otras tantas cesiones

Pero todas esas operaciones necesitan antes de un número de salidas que por el momento no se han producido y en las que se trabaja con el foco puesto en el mes de enero. En este sentido, hay tres jugadores marcados en rojo que tienen muchas papeletas para abandonar el club en caso de plantearles una salida viable. Por un lado ni Cotán ni Guitián cuentan para el técnico –solo este último ha disputado unos minutos en el partido de Copa en Mallorca–, y tienen la puerta abierta para liberar sus fichas. Ambos tienen contrato en vigor hasta junio de 2019. Antonio Cotán (23 años) llegó en agosto de 2017 procedente del Sevilla, y Alberto Guitián (28 años) aterrizó en Zorrilla en junio de 2016 y el pasado mes de enero fue cedido al Sporting por falta de minutos.

El tercero en la puerta de salida es Ivi López, que apenas ha disputado 20 minutos esta temporada. Cedido por el Levante, las lesiones han impedido que el extremo madrileño haya disfrutado de cierta continuidad. El Granada se ha interesado en hacerse con sus servicios en enero, en una negociación que debe cerrar con el Levante.

Esta última operación activaría un segundo movimiento que está encima de la mesa y que tiene a Borja Lasso como protagonista. El canterano del Sevilla no cuenta para Pablo Machín, y su salida en el mercado invernal es una realidad. Tanto el Real Valladolid como el Leganés y el Granada, donde se reencontraría con Diego Martínez, el técnico que mejor le conoce y que más rendimiento le ha sacado el año pasado en Osasuna, están detrás de sus pasos. El propio Miguel Ángel Gómez ya quiso traer a Valladolid la temporada pasada a Lasso, con quien le une una estrecha amistad.

Hervías y el Eibar

Otra de las opciones que plantea el mercado de invierno, y que valora muy positivamente el técnico Sergio González, es el regreso de Pablo Hervías, con poca presencia este año en el Eibar. El centrocampista riojano, uno de los protagonistas destacados del último ascenso a Primera, no se ha adaptado a lo que Mendilibar requiere de él y su aportación esta temporada es prácticamente testimonial.

Las conversaciones con el Eibar, junto al Sevilla y Villarreal los tres clubes con los que más y mejor trabaja el Valladolid, allanarían una operación que ahora mismo no es nada descabellada. Como tampoco lo es que el club armero ejecute la opción que guarda para repescar a Yoel Rodríguez, cedido esta temporada para cubrir las espaldas de Jordi Masip en la portería. La pubalgia de Dmitrovic, operado este fin de semana en Múnich, tendrá apartado al meta serbio de los terrenos de juego al menos durante un par de meses, lo que ha llevado a los responsables del Eibar a plantearse un posible regreso de Yoel. Por el momento, Mendilibar convocará al meta del filial Markel Areitio para medirse al Real Madrid este fin de semana.

En el caso de que Yoel tuviera que volver a Eibar, el Valladolid se vería obligado a repescar a José Antonio Caro, cedido al Albacete.

Y dentro del abanico de posibilidades que presenta el mercado invernal a mes y medio vista, hay una que gusta especialmente al aficionado blanquivioleta y que podría encajar en los planes de la dirección deportiva si antes se da una carambola a tres bandas. Hablamos de la vuelta de Jaime Mata, y de una puerta que se abre en caso de que Bordalás, técnico del Getafe, consigue su sueño de vestir de azulón a Sergio León, delantero del Betis que no está entrando en los planes de Quique Setién. Para ello, elReal Betis aspira antes a hacerse con los servicios de Munir, delantero del FC Barcelona. Si lo consigue –ya negoció en agosto por Rafinha y no lo logró–, a Sergio León se le abriría la puerta de salida para negociar con otro club. Solo en caso de que aceptara recalar en el Getafe, Jaime Mata tendría libertad para vestir otra camiseta a partir del mes de enero y el Valladolid jugaría con ventaja por el extraordinario rendimiento que tuvo la pasada temporada.

Movimientos que aún fermentan a la espera del mes de enero...

 

Fotos

Vídeos