Fútbol | Primera División

El Real Valladolid intentará aprovecharse del complicado calendario del Barcelona

Keko vuela frente a Ter Stegen tras un remate de cabeza en el partido de la primera vuelta disputado en el Nuevo José Zorrilla./G. Villamil
Keko vuela frente a Ter Stegen tras un remate de cabeza en el partido de la primera vuelta disputado en el Nuevo José Zorrilla. / G. Villamil

Sergio no podrá contar de inicio con los lesionados Rubén Alcaraz y Hervías ni con el sancionado Óscar Plano

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

Terreno desconocido para el Real Valladolid de Sergio González esta noche en el Camp Nou a partir de las 20:45 horas.

El conjunto blanquivioleta, que llega a la cita con el líder de LaLiga Santander tras ser capaz de ganar solo uno de los últimos diez encuentros del campeonato (con cuatro empates), se presenta al choque con la baja de tres de sus titulares del encuentro de la pasada semana ante el Villarreal y con la novedad de Stiven Plaza, que ayer entró en su primera convocatoria como jugador blanquivioleta.

El técnico pucelano no podrá contar con Rubén Alcaraz y Óscar Plano -su quinto y su octavo jugador más utilizados y que nunca hasta la fecha han estado de baja a la vez- ni con Pablo Hervías, aquejado de problemas en la rodilla izquierda. La decepción habrá sido difícil de digerir para el primero de ellos, barcelonés, que reconocía el pasado lunes en rueda de prensa que la cita, con toda su familia en la grada, se iba a convertir para en «el partido soñado». Desgraciadamente para él y para los intereses de su equipo, se tendrá que conformar con ver el duelo sin vestirse de corto a causa de unas molestias musculares que lleva arrastrando desde el partido ante el Huesca y que han terminado por obligarle a descansar.

La ausencia obligada además de Óscar Plano, que parará por sanción ya que cumple ciclo de amarillas, abre la puerta a una multitud de variantes tácticas que podrían ser utilizadas por Sergio. Por un lado, para contrarrestar las bajas que le acucian y por otro, para intentar parar el potente y peligroso juego del equipo más goleador del campeonato, con 60 goles a favor en los primeros 23 encuentros.

Con el lateral izquierdo Moi como único descartado por decisión técnica, cabe reseñar que en la expedición blanquivioleta se incluyen seis defensas (Antoñito, Moyano, Calero, Joaquín, Kiko Olivas y Nacho) y, por primera vez este año, cuatro delanteros, puesto que además del debutante ecuatoriano, Sergio se lleva a la Ciudad Condal a sus puntas más utilizados en las últimas semanas, Sergi Guardiola y Enes Ünal, y a Duje Cop, fuera de sus planes desde que el atacante de Manacor llegase a Pucela.

¿Se atreverá el entrenador del Real Valladolid a jugar con tres centrales?. ¿Formará un triángulo en el centro con Borja y Anuar escoltando a Míchel para cerrar huecos y pases interiores? ¿Jugará con dos delanteros?. Las preguntas y las respuestas a ellas son muy amplias, a la vista de los hombres con los que cuenta el técnico catalán, y es hasta posible que ni él mismo haya decidido por completo qué disposición encargará a sus pupilos. Ya el pasado jueves en la rueda de prensa previa al choque, el catalán reconoció que podría matizar alguna posición de su esquema una vez que el Barcelona entregase su alineación inicial una hora antes del choque, aproximadamente.

En el conjunto blaugrana, que tampoco ha dejado escapar muchas pistas sobre cómo afrontará el choque, la principal novedad pasa por el inquilino de su banquillo. Ernesto Valverde firmó ayer por la mañana la ampliación de su contrato con el club por una temporada más con opción a otra (hasta verano de 2021) y después ofreció una rueda de prensa en la que solo deslizó que al equipo le hace falta «volver a ganar», tras cosechar sendos empates frente al Valencia y al Athletic de Bilbao de forma consecutiva.

Ni Samuel Umtiti ni Jean-Clair Todibo van a formar parte de un choque para el que son baja además los lesionados Arthur, Rafinha y Cillessen, pero la gran duda planea sobre si Leo Messi saldrá de inicio o esperará a la segunda parte, en función de cómo vaya discurriendo el choque. El astro argentino está regulando sus esfuerzos en los últimos partidos tras el golpe que sufrió ante el conjunto ché hace pocas semanas y, viendo la que se le viene encima a su equipo en los próximos días, su técnico podría optar por racionar sus minutos sobre el campo de juego.

El conjunto blaugrana tiene fondo de armario de sobra y podría acudir a él puesto que se juega en quince días buena parte de sus opciones de alzar algún título ya que, después de recibir al Real Valladolid, visita Lyon en Liga de Campeones, al Sevilla en el Sánchez Pizjuán y jugará dos choques consecutivos en el Santiago Bernabéu; primero en la vuelta de la semifinal de Copa del Rey y después en la jornada 26 de LaLiga Santander.

Con bajas en ambos conjuntos y las cartas aún por descubrirse, los dos jugadores de póker en los que se intentar convertir Sergio y Valverde en los últimos días se enfrentarán en el tapete del Camp Nou con intereses contrapuestos. El Real Valladolid intentará ser el quinto equipo del curso que puntúa en el coso blaugrana; el Barça ganar sin desgastarse mucho. Hagan juego.