El Real Valladolid jugará sin red en el centro del campo en Vitoria con Míchel y Borja

Míchel y Borja formaron tándem en el centro del campo en el Ciudad de Valencia ante el Levante. /R. Gómez
Míchel y Borja formaron tándem en el centro del campo en el Ciudad de Valencia ante el Levante. / R. Gómez

La lesión de Anuar, que se pierde el tramo final de temporada, deja también en cuadro la línea medular

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Cuando nada indica que el escenario pueda pintar peor, la ley de Murphy llega siempre a tiempo para recordarte que estás equivocado. Siempre hay una noticia que puede empeorar un primer diagnóstico, y en este caso el empate ante el Getafe vino acompañada de un nuevo percance que complica aún más el rendimiento del Valladolid en el tramo final de temporada. La lesión de Anuar, que le hizo salir del campo en el minuto 82, es más delicada de lo que en un principio se pensaba y le hará perderse los seis partidos que faltan para concluir el campeonato.

Noticias relacionadas

El centrocampista ceutí sufre una lesión miotendinosa del bíceps femoral izquierdo con rotura parcial del tendón del bíceps, con un plazo de recuperación estipulado de entre ocho y diez semanas. Anuar Tuhami se había hecho un hueco en el once de Sergio González en las últimas semanas desplazando a Míchel y llegando a ser convocado por el seleccionador de Marruecos.

Este nuevo contratiempo, uno más tras la grave lesión de Pablo Hervías y la baja de Toni Villa, deja el centro del campo más despoblado si cabe y obliga este mismo viernes a recuperar la mejor versión de Borja Fernández, recién recuperado de sus molestias físicas y sin ritmo de competición. Sin Rubén Alcaraz, baja también en Vitoria por acumulación de tarjetas, el técnico deberá formar con el tándem Míchel-Borja en la medular y sin red ya que sin más jugadores disponibles de la primera plantilla tendrá que volver la vista al Promesas, y más concretamente a un jugador como El Hacen con el que ya contó recientemente en el desplazamiento a Eibar.

La tesitura en la que se encuentra esta semana el técnico blanquivioleta le puede llevar al mes de enero, concretamente al desplazamiento al Ciudad de Valencia, cuando formó con Míchel y Borja en el centro del campo y línea de cinco defensas. En aquella ocasión Sergio formó ante el Levante con un sistema 5-2-1-2 con Plano y Enes Ünal en línea de ataque que surtió el efecto buscado hasta el gol anulado a Óscar Plano por fuera de juego posicional. En cualquier caso, los recursos se van agotando y las opciones que maneja Sergio cada semana se van menguando.

Apercibidos

La buena noticia en Vitoria la protagonizará la vuelta de Toni Villa, que ha adelantado en un mes su recuperación y supuestamente ingresará en la convocatoria. De los lesionados que poco a poco han empezado a abandonar la enfermería, también Stiven Plaza está en el tramo final de su rehabilitación y a punto de entrar con el grupo.

En cuanto al regimen disciplinario, dos jugadores se podrían quedar sin jugar el partido ante el Girona del próximo martes 23 por estar apercibidos. Se trata de Kiko Olivas y Antoñito, que viajarán a Vitoria este viernes con cuatro tarjetas. Para ese partido marcado en rojo ante el Girona, el técnico podrá contar ya con Alcaraz tras cumplir sanción.