El Real Valladolid, uno de los mejores equipos de la liga en balones divididos

Nacho y Alcaraz son dos de los jugadores que más balones divididos ganan en LaLiga. /R. García / Michelena
Nacho y Alcaraz son dos de los jugadores que más balones divididos ganan en LaLiga. / R. García / Michelena

Lidera el apartado de entradas ganadas con Nacho y Rubén Alcaraz a la cabeza. El engranaje defensivo tejido por Sergio ha demostrado su fiabilidad; es el tercer equipo que más partidos ha cerrado sin encajar, con seis

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Es el primero de los mandamientos de todo entrenador que se precie, no importa la disciplina deportiva. Y es precisamente el orden que acaba ocupando en la lista de prioridades de cada técnico el que determina la respuesta en el campo de sus equipos. Hay quien prefiere armarlos solo desde la defensa, y a partir de ahí depender del talento ofensivo de sus jugadores más creativos. Y los hay que optan por dotarlos de intensidad del primero al últimos de sus jugadores, independientemente de si lucen el '3' o el '9' a la espalda.

Este último es el caso del Real Valladolid –podría decirse que heredero del Atleti de Simeone–, en el que todos sus miembros se emplean con la misma firmeza en pos de un objetivo común. No importa en qué parcela se encuentre el balón porque no hay un grado de intensidad diferente para cada zona del campo. Todo entrenador quiere como objetivo último que sus equipos compitan en cada partido, y eso requiere intensidad como primer paso.

Y éste es, sin duda, uno de los grandes méritos del éxito del Valladolid de Sergio González. Una intensidad que en otras disciplinas se mediría en intangibles y que en el caso del fútbol se pueden evaluar en determinados apartados. Uno de ellos es el de entradas ganadas dentro de un partido, todos esos balones divididos que muchos consideran azar que caiga de un lado o de otro y que, sin embargo, tiene mucho de intensidad para llegar una décima antes que el contrario.

Pues bien, en ese apartado nadie en LaLiga tose hasta la fecha a los blanquivioleta. Los de Sergio son líderes en entradas totales, con 333 (por delante de Espanyol y Atlético de Madrid), y también en entradas ganadas con 222 (por delante de Huesca y Atlético) lo que le otorga un extraordinario 67% en esa puja por las posesiones sin dueño.

Un trabajo colectivo que se traduce, no solo en una defensa fiable y en una de las porterías menos perforadas de la competición, sino también en el apartado de partidos sin encajar donde el Valladolid ocupa la tercera posición con hasta seis encuentros en los que ha terminado con su portería a cero. Solo Atlético de Madrid, con 8 partidos sin encajar, y Real Madrid y Betis, con 7, presentan mejores números en este sentido.

Aunque es mérito de todo el bloque, la intensidad también reporta reconocimientos a título individual. Y en este sentido son dos jugadores que visten de blanquivioleta los que encabezan el ránking de entradas en Primera División. Nacho es líder de la competición con un total de 68 entradas, y también encabeza el de entradas ganadas, con 39, por delante de Banega (Sevilla) y Trigueros (Villarreal), ambos con 37.

Muy cerquita de Nacho se encuentra Rubén Alcaraz, que ha ganado 30 balones divididos de los 47 en los que ha participado hasta la fecha. Muestra de la intensidad con la que se emplea el Valladolid en todas las líneas en sus partidos es que en este apartado aparecen también jugadores como Óscar Plano, con 29 entradas ganadas, y Toni Villa (27), así como Míchel y Kiko Olivas, un poco más abajo, con 18 balones ganados para ambos.

 

Fotos

Vídeos