El Real Valladolid se mide a la delantera más efectiva de la Liga

Silva, Ben Yedder, Sarabia, Luis Muriel y Promes forman la delantera del Sevilla. /El Norte
Silva, Ben Yedder, Sarabia, Luis Muriel y Promes forman la delantera del Sevilla. / El Norte

El Sevilla es el equipo que menos disparos necesita de la competición para marcar, con 3,46. Con el franco-tunecino Ben Yedder en el campo, los de Pablo Machín tienen el mejor promedio goleador con 2,8 tantos por cada 90 minutos

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

El gol cotiza al alza en bolsa, y el ejemplo más palpable es el de un club como el Sevilla que pese a contar con la delantera más efectiva de la liga, sigue gritando a los cuatro vientos que acudirá al próximo mercado invernal a la caza de un central... ¡y un delantero! Tan alto han colocado el listón en el barrio de Nervión que comandar la clasificación con 24 goles en doce jornadas –números que solo supera el líder FC Barcelona–, contar con el mejor promedio goleador del campeonato con un tanto por cada 3,46 tiros a puerta, y presumir de tres jugadores en el top-ten de los máximos realizadores no le sale a cuenta. En Sevilla quieren más. Andan preocupados por vivir a la sombra del tándem André Silva-Ben Yedder, y ya manejan una generosa lista de delanteros con nombres como Portu, Borja Mayoral o Nicolas Pépé, la joven perla del Lille que se quedó sin ver el aficionado de Zorrilla.

Más información

El argumento al que se agarra la dirección deportiva que encabeza Joaquín Caparrós es pura estadística. El equipo de Pablo Machín solo ha sido capaz de sumar cinco puntos en cinco jornadas sin Ben Yedder en el campo (las cuatro primeras y la penúltima en Anoeta), y sin embargo se ha ido hasta los 18 de 21 posibles con la dupla perfectamente engrasada. Algo ha tenido que ver también el sistema 3-5-2, el favorito de Machín, empleado con éxito en la gran mayoría de las victorias del Sevilla. Habrá que ver cómo reacciona el técnico soriano en este sentido a la lesión de Jesús Navas, uno de sus puñales en banda. Cuando ha recurrido a un 3-4-2-1, como sucedió precisamente ante el Real Sociedad, el resultado no ha sido el mismo. Con este último sistema empezó Machín la liga, con Sarabia y Mudo Vázquez por detrás de Silva, y el Sevilla pinchó en hueso. También lo utilizó en Anoeta, con Muriel y Sarabia por detrás del holandés Promes, y la experiencia tampoco acabó siendo todo lo positiva que cabía esperar (0-0).

El Sevilla desembolsó 41 millones de euros por Muriel y Promes, los dos fichajes más caros de su historia

Llevado a la estadística, la presencia de Ben Yedder en el once se traduce en el mejor promedio goleador de LaLiga, con 2,8 tanto marcados por cada 90 minutos, mientras que su ausencia se cifra en el quinto peor promedio, con 0,8 goles anotados por cada 90 minutos.

Una estadística contundente que sin embargo no esconde la gran pegada que luce este Sevilla, donde hasta catorce jugadores han marcado esta temporada, ocho si hablamos solo de la competición doméstica. Si nos vamos a un plano general, en el que entran Liga, Liga Europa y Supercopa, en lo alto de la tabla de goleadores encontramos a Pablo Sarabia, con 13, seguido por Ben Yedder (10), André Silva (7), Banega (6), Nolito (4), Muriel (4), Franco Vázquez (3), Mercado (2) y Jesús Navas, Roque Mesa, Arana, Carriço, Promes y Gonalons, con un gol cada uno. Si nos centramos en la liga, el tándem formado por Silva y Ben Yedder se lleva los honores, con 7 y 6 goles respectivamente (más del 50 por ciento del total); e inmediatamente después figuran Sarabia (5), Banega (2), y Mudo Vázquez, Muriel, Carriço y Mercado con un tanto cada uno.

Promes y Muriel, los fichajes más caros de su historia

Goles que tienen su valor en el mercado, y que el Sevilla los ha pagado convenientemente para conformar una línea ofensiva de eficacia dispar. En el caso de Luis Muriel y Quincy Promes, los dos fichajes más caros de la historia del club andaluz, su rentabilidad está en entredicho. Veinte millones de euros pagó hace un año a la Sampdoria por hacerse con los servicios del colombiano durante cinco temporadas, y sus números se resumen este curso en un solitario gol y una asistencia en 115 minutos de juego. El Sevilla invirtió también 21 millones de euros para pagar el traspaso del neerlandés procedente del Spartak de Moscú, y su tarjeta de presentación se limita a dos tiros a puerta en 262 minutos. En el caso de este último extraña en Sevilla el fichaje de un extremo puro en un equipo que acostumbra a jugar sin extremos.

En cualquier caso, ni Muriel ni Promes responden al perfil de delantero nato ni mucho menos de goleador que se les ha asignado a su llegada. El primero es un segundo punta con muchísima movilidad que aporta al juego muchas otras cosas, mientras que el segundo destaca por una velocidad y explosividad en la arrancada que dotan al Sevilla de una mayor profundidad, además de desborde en el uno contra uno. Precisamente Promes marcó esta misma semana en el 2-2 ante Alemania que clasificó a Holanda para la próxima 'Final Four' de la Liga de Naciones.

Cuando el tándem Silva-Ben Yedder no está en el césped, los de Pablo Machín sufren arriba

También André Silva estará en esa cita con Portugal este verano después de participar el pasado fin de semana en el empate sin goles ante Italia. Cierta preocupación hay también en el seno del club hispalense por la sequía del jugador cedido por el Milan, que no marca desde el pasado 29 de septiembre en Ipurúa –sí lo hizo con Portugal el 11 de octubre–. El Sevilla se ha guardado una opción de compra en el caso de Silva para tenerlo en propiedad la próxima temporada a cambio de 38 millones de euros, extremo que el propio Joaquín Caparrós ha confirmado en las últimas horas. «Al final de temporada o antes incluso haremos uso de ese derecho. Este futbolista se quedará con un contrato de varias temporadas», ha asegurado el director deportivo. En lo que va de liga el portugués solo se ha perdido un partido por lesión, en Anoeta ante la Real Sociedad.

Ben Yedder, por su parte, fichado en 2016 procedente del Toulouse para cubrir el vacío dejado por Gameiro, tiene contrato hasta 2021 y una cláusula de 9 millones de euros.

Pablo Sarabia termina su vinculación con el Sevilla en 2020 y la cláusula de rescisión asciende a 18 millones de euros.

Una delantera de altos vuelos que se ha convertido en la más eficaz del campeonato, y que responde a la inversión de un club que ocupa la quinta posición dentro del límite salarial impuesto por la Liga de Fútbol Profesional (LFP), con 162,783 millones de euros. Tope de gasto en el que el Real Valladolid es último del ránking, con 23,882 millones.

 

Fotos

Vídeos