Fútbol | Copa del Rey

El Real Valladolid, obligado a marcar para poner en aprietos al Getafe

Leo Suárez y Foulquier, en el partido de ida. /Mariscal-EFE
Leo Suárez y Foulquier, en el partido de ida. / Mariscal-EFE

Jaime Mata regresa a la que fue su casa como parte de una convocatoria en la que Bordalás ha incluído a casi todos sus jugadores titulares

J. A. Pardal
J. A. PARDAL

El Real Valladolid continúa su maratón de partidos de enero esta tarde ante el Getafe (Zorrilla, 19:30 horas), en la definitiva vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey. Tras el 1-0 a favor de los azulones en el Alfonso Pérez, el conjunto pucelano está obligado a hacerle al menos un tanto al segundo equipo menos goleado de Primera, que ha encajado 16 goles en las primeras 19 jornadas, y que tras su victoria del pasado fin de semana se ha colocado en puestos europeos.

Sergio sabe de esta dificultad, pero avisó ayer en rueda de prensa que su equipo irá a por un puesto en cuartos de final desde el comienzo. «La idea es salir fuertes, que ellos vean que queremos pasar la eliminatoria, pero no ser suicidas», relató el entrenador, que considera que «después hay tiempo suficiente como para poder dar un arrebato».

«Sabemos que somos los que estamos por detrás del marcador, pero tenemos que trabajar el partido», reafirmó antes de bosquejar el plan que tiene para el choque: «Conocemos el potencial del Getafe, su equilibrio entre líneas y cómo descuelgan a sus puntas y tras cada robo conectan rápidamente con ellos; tenemos que tener esa vigilancia defensiva. Al principio saldremos fuertes, pero en la primera parte vamos a arriesgar poco. Intentaremos hacer el primer gol que nos meta en la eliminatoria y luego ya manejar el partido», dijo.

Frente a su once, que no diferirá mucho del que alineó en el encuentro de ida pero que contará con las inclusiones confirmadas de Nacho y Alcaraz, que no podrán jugar en liga el próximo domingo por acumulación de amarillas, se situará el de Pepe Bordalás, que viene con casi todos sus titulares a la ciudad vallisoletana. El alicantino ha convocado a sus tres peligrosísimos puntas: Ángel, Jorge Molina y Jaime Mata, que regresa por primera vez tras su marcha a la que fue su casa durante dos temporadas. «Ellos van a venir con todo el potencial para pasar a octavos», vaticinó Sergio, que no podrá contar con Ivi por problemas musculares, como él mismo anunció, y recupera a Daniele Verde, con el que no pudo contar en Valencia por un problema estomacal.

Por su parte Bordalás, en unas declaraciones recogidas por la agencia EFE, aseguró ayer en la previa del encuentro que su equipo «aún no ha hecho nada». «El 1-0 nunca es suficiente. Las eliminatorias duran 180 minutos y queda todavía un partido difícil», repitió antes de definir al conjunto blanquivioleta como un equipo muy «fiable» que tiene muy buenas «transiciones» y que lo está haciendo muy bien este curso.

Sin Stiven Plaza

El que no estará con el equipo esta tarde, pero tampoco en las citas más próximas, es Stiven Plaza que, según Sergio, ha llegado a Valladolid «fuera de forma». «Todo el club a nivel médico y deportivo está volcado con él, pero ha estado un mes parado y eso es mucho tiempo. Terminó la liga de Ecuador con molestias en el isquio, así que no tiene el hábito de entrenar. Cuanto antes esté con nosotros, mejor, pero le quedan mínimo dos semanas para coger un tono físico adecuado».