El Real Valladolid se pierde en las primeras partes

Masip salta con Feddal ante la atenta mirada de Sergio León, Antoñito y Mandi, que terminaría aprovechando el rechace para llevar el balón al fondo de las mallas justo antes del descanso./G. Villamil
Masip salta con Feddal ante la atenta mirada de Sergio León, Antoñito y Mandi, que terminaría aprovechando el rechace para llevar el balón al fondo de las mallas justo antes del descanso. / G. Villamil

Ante el Betis el equipo de Sergio volvió a encajar antes de que llegara el descanso, como le ha ocurrido en otros once encuentros de esta liga

J. A. Pardal
J. A. PARDAL

Sin prisa, pero sin pausa, el Real Valladolid esta obligado a geolocalizar lo más pronto posible sus principales problemas de juego para ser capaz de reconducir su trayectoria y volver a encontrarse con su mejor versión. Toca preocuparse pero no alarmarse, porque los blanquivioletas, con tres puntos de ventaja sobre el descenso, cuentan aún con margen para rectificar cuando quedan por disputarse trece jornadas de liga.

Sergio González aseguraba el pasado domingo en rueda de prensa, después de la derrota frente al Real Betis por cero a dos, que el fútbol esta siendo «injusto y a veces muy duro» con sus futbolistas en esta temporada, pero también reconocía que el problema de su plantel no es solo de resultados, porque llegar solo hasta ahí con la autocrítica sería engañarse. «El principal hándicap es el aspecto defensivo y a partir de ahí trabajar el ofensivo», aseguraba el catalán, consciente de que su equipo ya no es el mismo que aquel que a principio de curso peleaba con el Atlético de Madrid o el Getafe por ser el menos batido.

Ahora sus cifras de tantos en contra se han disparado hasta alcanzar los 31, lo que les coloca como el décimo equipo más goleado de la liga, mientras que el casillero de dianas a favor se ha estancado en el número 19 desde hace cuatro semanas. Ambas estadísticas, fundidas en una sola, han llevado al equipo castellano a convertirse en el tercero de LaLiga Santander con peor diferencia de goles, con -12, un balance solo mejor que el de los colistas Rayo Vallecano (-15) y Huesca (-17).

El agujero estadístico es mucho más evidente cuando se acude tan solo a los datos de las primeras mitades de los partidos del conjunto castellano. En esos 25 primeros actos que ya ha disputado, el Real Valladolid solo ha sido capaz de anotar cuatro goles: los de Plano, Alcaraz, Antoñito y Toni a Celta, Huesca, Betis y Real Sociedad, respectivamente, y todos ellos tuvieron lugar durante la primera vuelta del campeonato.

Por contra, el equipo ha encajado un total de 15 goles antes de alcanzar el descanso, lo que a la postre le ha supuesto una auténtica sangría de puntos. En doce choques el Pucela recibió al menos un gol en la primera mitad, lo que derivó en que terminase perdiendo ocho de ellos (Sevilla, Leganés, Atlético de Madrid, Rayo Vallecano, Levante, Huesca, Barça y Betis), empatando tres (Celta, Espanyol, y Athletic de Bilbao) y cosechando tan solo una victoria (2-1 frente al Celta en Zorrilla en el último partido en el que los de Sergio lograron llevarse los tres puntos en juego).

En el último partido, frente al Real Betis, más de los mismo. El Pucela encajó un gol justo antes del descanso tras el saque de un balón parado y durante el resto del duelo el equipo se mostró ya incapaz de darle la vuelta a la tortilla para evitar caer derrotado. Lo curioso es que, pese a lo visto en Zorrilla, al conjunto verdiblanco tampoco se le dan demasiado bien los primeros parciales de sus encuentros. Los de Quique Setién han marcado tan solo nueve goles antes del descanso, mientras que han encajado hasta doce.

Así, el Real Valladolid es el conjunto de LaLiga Santander con peor balance en esa primera mitad de sus citas y la principal culpable de esa circunstancia es la ausencia de acierto de cara al gol.

El Barça golea antes y después de pasar por los vestuarios

El Barça, con 65 goles a favor, es el equipo más letal de la liga y también el que más tantos consigue en las primeras y en las segundas mitades de sus encuentros. Los de Valverde han sido capaces de marcar 27 veces antes del descanso y otras 38 después, en unos números a años luz de sus rivales. El Real Madrid, con 19, le secunda en los parciales iniciales, mientras que el Sevilla, con 25, lo hace en los finales.

Además de ser el conjunto menos anotador de todo el campeonato, es también el que menos goles marca en las primeras mitades, aunque ni mucho menos se trata del que más recibe.

El conjunto blanquivioleta ha encajado menos goles antes de que el trencilla señalara el tiempo de asueto que otros siete equipos de la competición, pero sus paupérrimas cifras de acierto en la portería contraria en ese mismo tramo del encuentro son, cuando menos, dobladas por el resto de equipos. El Villarreal es el siguiente menos anotador en el inicio, con ocho goles a favor, apartado en el que le siguen Betis (9); Leganés, Getafe y Huesca (10) o Alavés y Eibar (11).

Las cosas se compensan después de que el Real Valladolid pase por el vestuario, pero no porque el conjunto encaje menos goles (de hecho ha recibido 16 en ese segundo tramo de los partidos), sino porque es ahí donde la delantera pucelana es más fértil de cara al área rival.

El equipo de Sergio consigue el 80% de sus goles después del intermedio, tramo en el que es mejor que otros siete equipos de la liga en cuanto al acierto en el gol.

De los más romos de Europa

En lo que sí se ha convertido un especialista el equipo blanquivioleta es en optimizar los goles que anota ya que, con 19 tantos a favor atesora 26 puntos.

La cifra de goles de los blanquivioletas, inamovible en los últimos 382 minutos de juego, es la cuarta peor de entre los 98 conjuntos que integran las cinco grandes ligas europeas. El Pucela solo ha conseguido más tantos que el Huddersfield de la Premier League (14) y que el Nüremberg alemán y el Guingamp francés (18).

Pese a lo desazonador de este dato, hay que poner de manifiesto que de todos estos equipos, el vallisoletano es el único que se mantiene lejos de los puestos de descenso. El Huddersfield suma 11 puntos, el Nüremberg 13 y el Guingamp 18.