Fútbol | Primera División

El Real Valladolid no protesta ante el VAR, algo que si hicieron otros cuatro clubes

Olivas y Godín discuten el penalti señalado al Pucela./Ramón Gómez
Olivas y Godín discuten el penalti señalado al Pucela. / Ramón Gómez

Atlético, Levante y Leganés han hecho públicas sus dudas sobre la aplicación del videoarbitraje; Florentino Pérez llamó a Rubiales tras un penalti no pitado

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

Ha sido una de las cuestiones más comentadas de los últimos días entre los aficionados del Real Valladolid y de las más preguntadas a jugadores, entrenador y directivos del club cada vez que ha habido ocasión: ¿Debe el Real Valladolid emitir una queja formal ante la manera en la que se ha aplicado el VAR en sus partidos?.

Las peticiones de una protesta oficial desde Zorrilla arreciaron la pasada semana tras la eliminación copera ante el Getafe tras un penalti muy riguroso señalado a Antoñito tras revisar el videoarbitraje. En aquella ocasión, la única respuesta institucional fue un tuit de Ronaldo esa misma noche en el que se podía leer: «El VAR está para corregir errores pero no los elimina todos».

La tibia contestación del presidente no solo no calmó los ánimos, sino que los avivó, con una afición que se sentía muy agraviada. Cuatro días después, los responsables del videoarbitraje en Las Rozas animaron a Jaime Latre a revisar el gol de Óscar Plano ante el Levante que terminó anulado por fuera de juego posicional de Enes Ünal. En ese preciso momento estalló definitivamente el clamor popular, que cristalizó en el mundo 2.0 en la etiqueta '#Ronaldoquéjate' que triunfó entras las cuentas de Twitter de los seguidores del equipo.

El club ha optado por un perfil bajo de puertas para afuera y ha dejado a sus futbolistas, y especialmente al entrenador Sergio González, que tomen la iniciativa para hacer público el malestar con lo ocurrido. El catalán se ha quejado amargamente en varias ocasiones de las decisiones arbitrales y ha terminado por reconocer que no sabe si es bueno o no elevar una queja, algo que también han hecho futbolistas como Borja, que a comienzos de semana prefirió contemporizar: «El club cree que tiene que moverse de una manera. Si es suficiente o no... Ya lo veremos. Esperemos que por lo menos no nos sigan perjudicando», aseguró el centrocampista.

Esta calma de los blanquivioletas contrasta con la decisiones que han tomado en situaciones similares el Atlético de Madrid, el Real Madrid, el Levante o el Leganés.

06/1/19. Vinícius cae ante Rulli; el penalti no fue pitado.
06/1/19. Vinícius cae ante Rulli; el penalti no fue pitado. / EFE-K.H.

El primero en publicar su descontento fue el conjunto colchonero tras el empate sin goles con el Real Madrid en septiembre. En aquella ocasión (horas después de que el árbitro acudiera al monitor de campo de La Cerámica para ver un penalti de Kiko Olivas), el trencilla no acudió a la banda tras un centro de Koke que pareció golpear en el brazo de Casemiro. El club emitió un comunicado en estos términos: «después de observar el diferente uso y consulta que se ha hecho del VAR en jugadas similares en varios partidos durante esta jornada, el Atlético de Madrid va a solicitar este lunes una aclaración al Comité Técnico de Árbitros sobre este tipo de situaciones». Tras el comunicado el VAR tardó hasta tres meses (en el partido de Zorrilla) en darles una buena noticia a los colchoneros. Fue el videoarbitraje el que sirvió para que se señalara una pena máxima, de nuevo a Olivas, que el árbitro no había observado en directo.

15/12/18. Olivas y Godín discuten el penalti señalado al Pucela.
15/12/18. Olivas y Godín discuten el penalti señalado al Pucela. / Ramón Gómez

Mucho más recientes están las situaciones denunciadas por Real Madrid, Levante y Leganés. Tras la jornada 18, después de un penalti sobre Vinícius no pitado ni revisado en el monitor del VAR, el presidente del club, Florentino Pérez, llamó al de la RFEF, Luis Rubiales, para inquirir sobre esta acción. En el siguiente encuentro de los blancos el VAR volvió a hacerles daño, puesto que validó el gol de Canales que había sido anulado por fuera de juego tras levantar el banderín el árbitro asistente de Hernández Hernández.

20/1/19. El árbitro anuncia la entrada del VAR el gol de Plano.
20/1/19. El árbitro anuncia la entrada del VAR el gol de Plano. / Ramón Gómez

El Levante sí que ha visto cómo una decisión apoyada en la tecnología le ha beneficiado justo después de quejarse de su aplicación, con el árbitro anulando el gol de Óscar Plano en su contra hace unos días tras escuchar al VAR. Justo una jornada antes, en la 19, los granotas vieron cómo el Atlético les ganaba gracias a un penalti señalado a Vukcevic después de que el balón le impactara en el brazo cuando lo tenía apoyado en el suelo. Los levantinos aseguraron entonces que se dirigirían a la RFEF y al CTA para que se pronunciasen «sobre los criterios interpretativos que utiliza cuando aplica el VAR, en concreto, quién debe aplicar la circular normativa del Comité Técnico de Árbitros y también el reglamento para saber cómo debe gestionarse una jugada como la que ha supuesto la señalización del penalti en el partido».

El Leganés ha sido el último en dirigirse a estas mismas entidades «de forma respetuosa y con ánimo constructivo para solicitar una aclaración de la interpretación de la jugada entre Iván Cuéllar y Luis Suárez», en la que el delantero uruguayo anotó un gol tras patear en la mano al meta pepinero, como se vio en las repeticiones de la jugada.

Falta por ver si su queja sirve de algo, pero hasta ahora no se puede establecer una relación causa-efecto entre las protestas de los clubes y cómo les trata el VAR.

20/1/19. Suárez golpea a Cuéllar; el gol subió al marcador.
20/1/19. Suárez golpea a Cuéllar; el gol subió al marcador. / AFP-J. L.

 

Fotos

Vídeos