Fútbol | Primera División

El Real Valladolid vuelve a los entrenamientos sin Keko, Cop y Ünal

Míchel Herrero tras el entrenamiento./REAL VALLADOLID
Míchel Herrero tras el entrenamiento. / REAL VALLADOLID

Los tres futbolistas sufren sendos golpes, aunque estarán disponibles para el partido del jueves frente al Levante

J. A. PARDAL

El Real Valladolid entrenó este domingo a partir de las 10:00 de la mañana con la vista puesta ya en el partido del próximo jueves y después de la remontada de ayer frente al Celta de Vigo.

Noticias relacionadas

Keko, Cop y Ünal no formaron parte del grupo en la sesión ya que sufren sendos golpes tras el choque del sábado. Pese a ello, se espera que estén disponibles sin contratiempos para el próximo encuentro (Jueves, 27 de septiembre, 20:00 horas. Nuevo José Zorrilla).

El resto de titulares completó una suave sesión de recuperación, mientras que los suplentes se emplearon con más intensidad junto a varios jugadores del filial y el Juvenil que completaron el grupo.

Míchel Herrero atendió a los medios de comunicación tras la jornada de trabajo. El mediocentro valenciano se mostró «contento» tanto a nivel individual como por el trabajo colectivo y aseguró que el choque en Balaídos tiene que «dar confianza al equipo, por la remontada y también porque se produjo en un campo muy difícil».

Míchel, que estrenó titularidad y jugó el partido completo, tachó de «llamativo» el vídeoarbitraje del encuentro, que no vio mano en el gol de Maxi Gómez ni penalti sobre Kiko Olivas en el área rival. «Nosotros intentamos la perfección para ayudar al árbitro, porque tiene una profesión dificilísima, y fuera del campo hay otros cuatro ojos que no han visto un penalti que era clarísimo», afirmó en relación a la jugada en la que un agarrón de camiseta tumba al central blanquivioleta.

Pese a todo, Míchel, resignado, reconoció que los jugadores no pueden «hacer nada» ante este tipo de decisiones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos