Fútbol | Primera División

El Real Valladolid vuelve a los entrenamientos con Alcaraz e Ivi ejercitándose al margen

Alcaraz, junto a Correa en el choque contra el Atlético de Madrid disputado en Zorrilla./G. Villamil
Alcaraz, junto a Correa en el choque contra el Atlético de Madrid disputado en Zorrilla. / G. Villamil

Luismi no saltó al campo al no estar aún recuperado de sus molestias en el tobillo

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

El Real Valladolid regresó esta mañana al trabajo tras el día de Año Nuevo y ya con la mente puesta en el partido del sábado frente al Rayo Vallecano (13:00 horas, Nuevo José Zorrilla).

Para la sesión Sergio contó con tres bajas. El centrocampista Luismi no saltó al campo de entrenamiento puesto que arrastra aún problemas en el tobillo derivados del partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa disputado el pasado 5 de diciembre ante el Mallorca, mientras que Alcaraz e Ivi sí que comparecieron sobre el césped, pero se ejercitaron al margen del grupo.

El primero de ellos solo completó media sesión, como habían previsto los médicos del club, aunque se espera que pueda estar disponible para jugar frente a los madrileños, mientras que Ivi López trabajó durante algunos minutos más que Alcaraz en el proceso de rehabilitación de su rotura muscular en la pierna derecha.

El mediapunta del filial, Alberto Gil, completó una sesión del primer equipo que se basó en ejercicios de posesión de balón y un partidillo en la recta final.

«Ganar al Rayo no sería definitivo»

Nacho Martínez, exjugador del Rayo Vallecano y actual lateral izquierdo titular del Real Valladolid analizó tras el entrenamiento el partido del sábado, que para él «es un partido muy importante, pero como todos. Cuantos más puntos podamos sacar abajo, mejor, pero suma lo mismo que cualquier partido», aseguró.

Sí que reconoció, no obstante, que será un día especial para él porque aún tiene en la casa rayista «muchos amigos y conocidos». «Les tengo mucho cariño por los cinco años que estuve allí, pero una vez que estás en el campo solo quieres lo mejor para ti y tu club».

Nacho relató que el parón navideño «sienta bien» a los jugadores «para poder desconectar». «Sirve para limpiar un poco la mente y recargar pilas para volver y ponerse a tono lo antes posible, porque la competición no da tregua«.

 

Fotos

Vídeos