Ronaldo habla sobre el Real Valladolid: «Es mi dinero, mi proyecto, mi ilusión; no ha habido por medio ningún grupo inversor»

Ronaldo contesta una de las pregutnas durante la entrevista./R. Gómez
Ronaldo contesta una de las pregutnas durante la entrevista. / R. Gómez

No oculta su interés por el negocio, pero antepone «la ilusión de millares de personas» y afirma que quiere que la ciudad se sienta dueña del equipo

Fernando Bravo
FERNANDO BRAVOValladolid

Valladolid. «Va-'ya'-do-lid». Acepta el astro empezar la entrevista, la primera que concede después de hacerse con la mayoría de las acciones de la entidad, solucionando su problema con la pronunciación del nombre del club que acaba de comprar. Él se refiere al equipo y a la ciudad con un 'Valaldolid' que, dice su jefe de prensa, le identifica. Pero Ronaldo Luis Nazário de Lima (Río de Janeiro, 1976) se somete al ensayo, supera la prueba y, a continuación, sigue con su 'Valaldolid'.

Noticias relacionadas

Dicen que una de las virtudes del nuevo propietario pucelano es saber elegir a las personas que le rodean, sobre todo en los negocios. Pero alguien le ha enseñado también a lidiar con soltura con la prensa: puedes preguntarle cualquier cosa; él siempre contestará lo que quiere que escuche la audiencia. Pero tiene la virtud de ser convincente, de parecer sincero. Admite, incluso, durante la conversación, que puede hablar mucho tiempo sin decir nada [sin desvelar proyectos], pero con toda la naturalidad le salen frases redondas –«habrá diálogo, quiero que la ciudad se sienta dueña del equipo». Y lo dice convencido. Y es convincente.

Ronaldo Nazário se adelanta también a los posibles reproches sobre su aventura pucelana. «No voy a ser hipócrita y decir que no me interesa el negocio. Se trata conseguir el máximo dinero para el club, para mejorar en todos sus aspectos. Esta claro que el negocio del fútbol es muy grande y también pienso en ello».

Explica, solo a grandes rasgos, sus inquietudes sociales e insiste en que el suyo es un proyecto que va más allá de los intereses económicos, que no oculta. Tanto repite la necesidad de conseguir fondos y aliados en el sector público y privado, que el encuentro termina con las carteras fuera, en un amago de aportar los primeros euros.

«¿El Arena? Todo es posible; vamos a buscar ayuda en el sector público y el privado»

–Mostró interés por otros equipos, como el Córdoba o el Tenerife. ¿Por qué el Real Valladolid?

–Solo el hecho de que el Real Valladolid sea un equipo histórico y esté en el 'ránking' entre los trece primeros de la Liga es fundamental para tener interés por este club. Además, cuando estuve tratando con Carlos [Suárez] para adquirirlo, ya se había cerrado la campaña de abonados y fue una locura: ha batido todos los récords, sin que supiera la gente mi intención de adquirir el club. Hay mil motivos. Me han llegado ofertas de otros clubes pero estuve con Carlos hace diez meses y hablamos de la posibilidad [de adquirir el club]. En aquel momento no me interesó, me asustaba un poco la deuda, pero luego hemos vuelto a hablar y hemos llegado a un acuerdo. Valladolid tiene históricamente mucha afición, es lo principal. Aquí se trata de hacer un buen equipo pero necesitamos gente que nos apoye. Esa combinación de gente y potencial del club a mí me encantaba, así que fue bastante fácil tomar la decisión. Además, Valladolid está cerca de Madrid y yo he venido y he jugado en un par de ocasiones. Aparte del 'business' en sí, porque el fútbol es un gran negocio, yo creo que puedo aportar muchísimo a este club, a esta ciudad, pero obviamente dependo mucho del apoyo de la gente. Carlos ha hecho un trabajo increíble durante muchos años, pero aquí se trata de mejorar y darle mucho más combustible a la ilusión de la gente.

–Se ha especulado sobre cuándo surgió su interés por el Valladolid. ¿Cuándo empezó a negociar la compra?

–Ya lo he dicho. Hace once meses hablamos y no me interesaba y a finales de julio o inicio de agosto hemos vuelto a hablar y hemos encontrado una solución. Carlos trató con otras personas también pero él lo que quería es que el proyecto estuviera en buenas manos y yo creo que me consideró la persona perfecta para este proyecto.

«El fútbol es una herramienta social muy potente que se utiliza muy poco»

–Tras el acuerdo, Suárez y usted ¿son socios o amigos?

–Yo le he comprado sus acciones y cuento con él para la gestión del club. Por supuesto, es un nuevo amigo al que tengo mucho cariño porque, una vez que me introdujo en el club y me presentó a toda la gente, vi el cariño que todos tienen con él, incluida la afición. Es algo que aprecio; me parece estupendo y es una situación que va perfectamente con mi opinión sobre él.

–Ha pagado 21 millones por el 51%. ¿Es cierto que le ha pedido el dinero a un fondo de inversión?

–No es cierto, pero tampoco es importante. Creo que eso no es lo que la gente quiere saber. Los aficionados quieren saber qué es lo que vamos a hacer. Y cómo lo hemos hecho, [como ha sido la transacción] da igual. Pero te aseguro que no hubo ningún grupo de inversión. Yo no tengo ningún grupo de inversión, por ahora, conmigo. Así que es mi dinero, son mis ilusiones y es mi proyecto.

–¿Tiene ya definida una nueva estructura del club?

–La estamos montando, pero esto lleva un tiempo. El último mes hemos estado pendientes del mercado [la adquisición de jugadores] y, además, con poco dinero, porque el que nos ha entrado por derechos de televisión, ha sido destinado en su mayoría para liquidar la mayor parte de la deuda que tenemos con Hacienda y nos sobró poco dinero para el mercado. De hecho, hemos sido el equipo que menos ha gastado en la Liga de Primera División. Esto nos ha obligado a hacer un esfuerzo muy grande para hacer el equipo, pero mantenemos la base del año pasado, que es una base muy buena en la que confiamos mucho. Sobre la estructura interna tenemos definido todo lo que vamos a hacer, pero todavía no está montada.

«Hay que cuadruplicar la cantidad de niños que pueden jugar con el Real Valladolid»

–En algún momento ha hablado de transparencia y con todos los proyectos pendientes la información va a ser fundamental. ¿Qué papel va a tener su jefe de prensa? [David Espinar es la sombra, también durante la entrevista, de Ronaldo].

–David ha estado conmigo durante mucho tiempo y sigue estando, y seguro que va a tener un papel muy importante en el club. Quiero que esté muy cerca y pendiente de todo lo que pase en el club y que nos 'reporte' un poco todo.

–¿Y cuál será el papel de Carlos Suárez, su antecesor?

–Carlos sigue con el club, va a seguir conmigo en la gestión y tiene un papel importantísimo. Tiene la confianza de los empleados y los jugadores y va a seguir con sus tareas normales. Tenemos bastante claras las ideas de cómo lo vamos a hacer. El resto es todo muy reciente y lo vamos a montar poco a poco. Vamos a introducir cambios importantes, con ampliación de lo que funciona y ver lo que no funciona. En este primer año hay mucho trabajo que hacer. Pero quiero manifestar mis felicitaciones a Carlos Suárez por todo lo que ha hecho en el club con poquísimo dinero y sin apoyo financiero.

–¿Tiene previsto que llegue al club gente de su entorno?

–Entrará gente de mi confianza, pero veo un club bastante sano, bastante unido, con predisposición a apoyar los objetivos que tenemos. El club está en primer lugar y no debemos olvidarnos de que hemos comprado la gestión y no exactamente el club, la ilusión de la gente. Nuestra función es dar combustible para que la gente esté cada vez más cerca, apoye más al club.

«Hace diez meses hablé con Carlos pero en aquel momento no me interesó. Me asustó un poco la deuda»

¿Contempla promover alguna ampliación de capital en los próximos meses?

–Hay muchas ideas pero no voy a adelantarlas aunque me apretéis. Pienso resistir hasta que pueda. Soy capaz de decir muchas cosas, de hablar mucho tiempo sin desvelar nada acerca de mis proyectos.

–Su llegada al club ha generado expectativas que exigen resultados poco compatibles con los límites que ha tenido el club para fichar. Hay quien cree que con la llegada de Ronaldo empieza una nueva era de inmediato. ¿Está dispuesto a aguantar un año sin resultados?

–Está claro que no he venido a jugar y que tampoco estoy en forma para eso. Tal como estoy, no podría ayudar mucho en el campo, aunque empezaré a entrenarme y ponerme en forma para poder entrenar con los chicos y aportar un poco en el área técnica, siempre de acuerdo con el míster, si me lo permite. En el área técnica creo que también puedo aportar un poco, estar con los chicos y aportar algo de mi experiencia. Este será un año muy importante, para este proyecto, el más importante.

–¿Está dispuesto entonces a sufrir?

–Yo nací en el fútbol y he aprendido desde muy pequeñito a sufrir y a celebrar. Y está claro que hay que saber hacer las dos cosas. Hay que saber sufrir y celebrar cuando las cosas están bien, pero tenemos total confianza en la plantilla de la que disponemos y en el míster, así que está claro que va a ser un año difícil, porque tenemos el presupuesto más bajo de la Liga de Primera, pero vamos a demostrar que se puede hacer un buen equipo con poco dinero. Queremos que nuestros jugadores estén orgullosos de estar aquí y vamos a saber valorar todo el sacrificio que se haga por el club.

«El fútbol mueve mucho dinero, pero no es lo primero:juego con la ilusión de millares de personas»

–El entrenador manifestó hace pocos días, en una rueda de prensa, que se sentía orgulloso de entrenar al equipo más barato de la Liga por los resultados que estaba obteniendo en los primeros compases.

–Entre tener poco dinero y mucho dinero, es mejor tener mucho. No hay que engañarse. Nosotros vamos a hacer lo que podamos y lo que esté a nuestro alcance para que podamos mantener la categoría, que este año es nuestro objetivo. Lo que venga después, ya lo veremos. La falta de dinero para este año la vamos a suplir con otras cosas que igual otros clubes con más dinero no tienen. La ilusión de nuestra afición con la vuelta a Primera, que se ha manifestado incluso antes de que comprara el club, es extraordinaria. Hemos tenido récord de abonados, algo increíble. La ciudad se esta portando muy bien con el equipo. Cuanto más unidos estemos seremos más fuertes, incluso con menos dinero pero tenemos que estar muy unidos, incluso cuando las cosas parezca que van mal. Si las cosas no van bien tenemos que agarrarnos todavía más fuerte y ser duros hasta el final.

–¿Tiene el club alguna previsión sobre secciones femeninas de los equipo?

–Vamos a ver la demanda que tenemos. Queremos preguntar a nuestros abonados, para conocer la demanda que hay. Pretendemos que la nuestra sea una gestión muy abierta al diálogo. Queremos que la ciudad se sienta dueña del equipo y yo estoy aquí para ayudar, para que el Valladolid sea más grande.

«Aparte del 'business', porque el fútbol es un gran negocio, creo que puedo aportar mucho al club»

–Uno de los grandes proyectos que se ha manejado durante años para la expansión del club ha sido la creación de un Arena o una ciudad deportiva. ¿Cree que es posible un proyecto así? ¿Ha entablado alguna conversación con las administraciones para sondear su apoyo?

–Por supuesto, hablamos de ello. Y todo es posible. Aquí no tenemos las mejores instalaciones del mundo. Tenemos que ser muy sinceros, aunque tenemos buenas estructuras, unos Anexos regulares... pero se trata de conseguir las mejores instalaciones para nuestros jugadores, para nuestra cantera. Tenemos que prepararnos para ofrecer lo mejor a nuestros jugadores. Vamos a hablar con todos los que nos puedan ayudar, no solo con el sector público, sino también con el privado, vamos a buscar 'partners' para que inviertan en nuestro proyecto.

–¿Ya hay nuevo nombre [patrocinador] para el estadio?

–Nombre ya tenemos. Ojalá venga cuanto antes [un gran patrocinador] y que nos ayude muchísimo. El crecimiento de un club depende de su afición y veo a la gente muy ilusionada con el club, a nosotros nos compete darle medios para que disfruten de esta ilusión.

–¿Se nota la presencia de Ronaldo en el asunto de los patrocinios?

–Hay una expectación grande incluso en el mercado. Nos están transmitiendo interés por nuestro proyecto. Lo estamos montando. Valladolid no tiene que ser un equipo regional. Primero nacional e internacional. Vamos a ampliar los servicios en Valladolid y vamos a abrir una oficina en Madrid para capitalizar lo máximo posible los intereses del club. Entendemos que Madrid como capital de España puede aportarnos mucho en el área comercial.

«Es como si la gente quisiera comprar y no supiera qué; les voy a ofrecer el mejor producto»

–En la actualidad hay tres canteranos en el primer equipo: Calero Toni y Anuar. La afición reclama canteranos, pero ¿se puede mantener el nivel o incluso aumentarlo con la llegada de jugadores brasileños de prestigio que se supone vendrán de su mano?

–Vamos a dejar clara la jerarquía de cada uno. Aunque yo he jugado y he llegado a un nivel en el fútbol, aquí se va a respetar la jerarquía. Sergio [González] tiene toda la responsabilidad de la plantilla y del planeamiento deportivo con Miguel Ángel [Gómez]. Nosotros intentaremos ofrecerle las mejores opciones para que pueda hacer mejor su trabajo. Vamos a estar todos muy unidos para la toma de decisiones, pero, obviamente, el comandante es Sergio con la ayuda de Miguel Ángel.

–¿Qué prevalece para usted en este proyecto, el negocio o equipo?

–Van juntos. No voy a ser tan hipócrita de decir que no me interesa el negocio. Se trata conseguir el máximo dinero para el club, para mejorar en todos sus aspectos. Pero no es lo primero. Mis ilusiones deportivas están por encima de todo, sobre todo porque no es solamente jugar con el dinero, sino que juego con la ilusión de millares de personal. Tenemos conciencia cien por cien del proyecto y vamos por el buen camino.

«Nací en el fútbol y aprendí pronto a sufrir y a celebrar;hay que saber hacer las dos cosas»

–Pero usted sabe que se tata de un negocio que depende de que la pelota entre en la portería.

–En realidad es el resultado de un trabajo invisible y que la gente ignora. No es solo que llegue el domingo y marques goles y evites que te los metan. Hay que dar las mejores condiciones a los jugadores, hay que hacer un proyecto deportivo donde ellos estén cómodos, hay que crear muchos más jugadores de la cantera, trabajar más con la cantera, triplicar o cuadruplicar la cantidad de niños que pueden jugar con nosotros y fomentar el fútbol en la ciudad y que todos practiquen, todos nos apoyen. Veo la ilusión de la gente. Es como si quisieran ir a comprar pero no supieran qué. Yo lo que voy a hacer es ofrecer el mejor producto posible, el mejor equipo posible, el mejor estadio posible para que la gente no solo disfruten del partido, sino de toda una experiencia. Quiero que la jornada no sea solo el partido, quiero que la gente vaya al estadio a pasarlo bien, que vaya cinco horas antes para ir a comer, que pasen el día con los chicos, que haya mil historias alrededor del campo y, después, a las seis, el partido. Hay que darle combustible a la gente para que disfrute de todo eso. El fútbol no es solo fútbol, es un entretenimiento de los más fuertes que hay en el mundo y hay que disfrutarlo en su totalidad no tenemos que limitarnos a la mitad. Si podemos ir hasta el tope, vamos hasta el tope. Que vaya al estadio Incluso gente que no le guste el fútbol. Queremos Ilusionar a la gente con nuestra ilusión, no mentir a la gente. Conozco del fútbol pero tengo mis negocios que van muy bien y voy a poner todo a disposición del fútbol para que crezca.

–Personalmente, está en fase de conocimiento del club y su entorno.

–Hace poco cené con los presidentes de las peñas. Fue muy gracioso. Había 'peleas', hablamos de precios de colaboración. Parece que había algunos que se habían portado mal en el pasado pero la gente tiene que venir y ayudar al equipo, no poner su ego delante del equipo. Ayudaremos a las peñas y a los que quieren viajar a los partidos que se disputan fuera fuera de casa. Me preguntaron si volveríamos a jugar la UEFA y les contesté que por qué no la 'Champions'. Si lo tenemos ahí, es donde hay que apuntar. ¿Por qué no podemos? ¿Por que habría que conformarse con menos? Es muy pronto pero vamos a pensar en lo más alto, en lo grande. Si tenemos todos los medios para hacerlo no vamos a quedarnos a medio camino. Depende mucho de la gente que abrace este proyecto. Vamos a ofrecer muchas posibilidades para que nos ayuden.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos