Fútbol | Primera División

Año II de Ronaldo: licencia para soñar

De pie, Alcaraz, Masip, Fede Barba, Guardiola, Kiko Olivas; agachados, Sandro, Antoñito, Toni, Nacho, Míchel y De Frutos, el once titular del Pucela ante el Brescia. /RVCF
De pie, Alcaraz, Masip, Fede Barba, Guardiola, Kiko Olivas; agachados, Sandro, Antoñito, Toni, Nacho, Míchel y De Frutos, el once titular del Pucela ante el Brescia. / RVCF

El Real Valladolid 2019-20 ha construido el equipo sobre los cimientos consolidados la temporada pasada, apuntalados con refuerzos de proyección y hambre de éxito

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Apenas fondeó en Valladolid, Ronaldo se marcó un plazo de cinco años para levantar su proyecto sobre el deteriorado Zorrilla. De su llegada se cumplen ahora once meses, algo menos de aquel anuncio, y desde entonces el tiempo empleado le ha tenido casi absorbido en tareas de desbroce y desescombro. El brasileño, asesorado por el despacho de su confianza Senn, Ferrero, Asociados Sports & Entertainment, ha ido abriendo cajones y ventanas hasta conocer de primera mano y sin filtros cuál es la verdadera realidad del Real Valladolid. Una labor que le ha llevado varios meses y le ha tenido en buena medida despistado de la parcela deportiva durante su primer año en el club. Las ataduras impuestas por esa realidad y por el límite salarial que marca la Liga han impedido hasta la fecha que su idea, el dibujo que tiene en la cabeza para el nuevo Real Valladolid, pudiera prosperar.

Esa primera fase, con determinados matices que aún colean, es ya historia. Al brasileño, y por lo tanto también al club, se le abre ahora un nuevo escenario con más visibilidad para el aficionado. La edificación de una nueva Ciudad Deportiva, la compra del estadio, la eliminación del histórico foso, los banquillos al estilo inglés, una reforma integral del templo blanquivioleta,... y el diseño de una plantilla que se ha reforzado con jóvenes talentos de incuestionable proyección y hambre de gloria. Cedidos, sí, pero con la posibilidad de explotar en Valladolid y no en cualquier otro club.

El año II de Ronaldo comienza en seis días con, por ahora, seis jugadores cedidos (Fede Barba, Javi Sánchez, De Frutos, Pedro Porro, Sandro y Ünal) y un solo fichaje tras hacer efectivo el pago de un millón de euros al Eibar para tener en propiedad a Pablo Hervías.

En el aire queda la posibilidad, más que palpable, de poner la guinda al pastel en las próximas horas –tal vez días, dado que el mercado se cierra el 2 de septiembre–.

En caso de que finalmente lleguen el japonés Kubo, otro central y un portero con experiencia en la categoría –Lunin, en su defecto–, el equipo blanquimorado se habrá reforzado en todas sus líneas. Y Ronaldo habrá conseguido perfilar un vestuario con licencia para soñar.

Después de una pretemporada no precisamente ilusionante repleta de altibajos, condicionada por la improvisación y una mala planificación de amistosos, el equipo de Sergio González divisa el inicio de competición con los plazos muy justos y alguna que otra asignatura pendiente, caso del bache físico advertido por el técnico. Minucias si retrocedemos un año en el tiempo y comprobamos la pólvora que esgrimió el Real Valladolid en su debut liguero en el estadio Montilivi de Girona.

Portería: Más titular que hace un año, Masip espera competencia

Se da prácticamente por hecho que Caro emprenderá el mismo camino que hace un año y saldrá cedido a otro club, y en este escenario la Secretaría Técnica prosigue en la búsqueda de un portero con tablas y experiencia suficiente como para 'pinchar' a Masip y ponerle la titularidad mucho más cara de lo que la tiene a día de hoy.

Si en la gran mayoría de posiciones ha aumentado la competencia de manera exponencial, el meta catalán es ahora más titular que hace un año. No en vano, desde el club se tiene bien presente el bache que sufrió Masip en la recta final de la última temporada y se trabaja en la incorporación de un portero veterano que, tras la fallida operación con el 'Pichu' Cuéllar, se vería la incorporación del joven Lunin, precisamente su suplente en el Leganés, como un mal menor.

Defensa: Sánchez, Salisú y Alende para cubrir la baja de Calero

Es una de las líneas, especialmente en el centro de la zaga, en las que la Secretaría Técnica tenía plena confianza... hasta que la marcha de Fernando Calero se hizo inevitable. Hasta entonces, los movimientos se limitaron a poner escudero a Nacho en banda izquierda –Fede Barba– y a atar a un central que pueda subir desde el filial en caso de necesidad, como Diego Alende (22 años en un par de semanas).

Desde que el club decidió poner a Calero en el escaparate, la realidad ha sido otra. Aceleró la cesión del madridista Javi Sánchez, mantuvo a Salisu en la ecuación cuando se pensó en buscarle minutos en otro equipo, reactivó la opción de otro cedido –se habló del rojiblanco Montero– e incluso ha metido en la agenda el nombre del portugués Diogo Verdasca (Zaragoza). Con los dos del filial, cinco centrales para cubrir el hueco que deja el de Boecillo.

También era necesario dar un paso al frente en la banda derecha, y el salto de calidad se ha dado con la llegada de Pedro Porro –se anunciará este lunes–, procedente del Girona vía Manchester City. El jovencísimo y prometedor lateral, una de las perlas de su generación, quemará una etapa más de su carrera en Zorrilla, compartiendo posición y competencia con Antoñito y Javi Moyano.

Centro del campo: Un relevo para Míchel, asignatura pendiente

Tres jugadores han aterrizado en el centro del campo este verano para reforzar la medular, los tres con un corte completamente distinto que dotarán de más recursos a la pizarra de Sergio González.

Poco ha tardado Fede San Emeterio en ganar galones y demostrar que sus kilométricas apariciones son indispensables para cualquier equipo. Su pugna con Alcaraz será una de las primeras incógnitas que tendrá que resolver el técnico, que por otra parte puede respirar tranquilo por la calidad y talento que se acumulan en las bandas. La llegada de Jorge de Frutos mejora sin duda las prestaciones de Keko en una banda, la derecha, en la que la vuelta de Hervías al cien por cien es la mejor de las noticias. En la izquierda, Waldo no solo mantiene la inercia del tramo final de la temporada sino que parte por delante de Toni en la parrilla de salida.

Pendiente queda como asignatura traer un relevo de garantías para cubrir las ausencias de Míchel en la labor de creación. Era ésa la función encomendada a Álvaro Aguado, todo pundonor, pero al jienense aún le falta una marcha para jugar en Primera y bien podría salir como cedido para disfrutar de minutos de calidad.

Delantera: Pegada asegurada con el tándem Sandro-Guardiola

Mucho le va a costar al técnico, en caso de que el escenario lo requiera, prescindir del tándem que han formado en pretemporada Sandro y Sergi Guardiola. Un tándem, que para sí quisieran más de la mitad de los clubes de Primera, que está llamado a dar grandes alegrías a la parroquia blanquivioleta.

Si tenemos en cuenta que en la última temporada Sergio no pudo jugar con dos delanteros hasta el mes de febrero, el salto de calidad es más que notable. El gran damnificado es Enes Ünal, que además parte un paso por detrás después de haberse perdido la gira americana.