Ronaldo Nazário: «Tener a la gente ilusionada es mejor que hacerle un hat trick al Barça con el Real Madrid»

Ronaldo Nazário y Carlos Suárez sonríen antes de comenzar el acto. /EP
Ronaldo Nazário y Carlos Suárez sonríen antes de comenzar el acto. / EP

El nuevo dueño y presidente del club blanquivioleta repasa en los 'Desayunos deportivos' de Europa Press la actualidad, y recalca que no se trata de su proyecto, «es el de todos los enamorados del Real Valladolid»

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSMadrid

Sin corbata -como es habitual en el exfutbolista- y con evidentes síntomas de cansancio después de su gira americana y un viaje de regreso de más de veinte horas, Ronaldo Nazário ha expuesto esta mañana las líneas maestras de lo que pretende sea su proyecto de expansión del Real Valladolid. El brasileño ha desgranado ideas, intenciones y proyectos ya iniciados en el transcurso de un acto con autoridades y medios de comunicación, organizado por Europa Press bajo el formato 'Desayunos Deportivos'. Entre los presentes se han dado cita tanto el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, como el presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, que han compartido mesa con Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP).

Con el anterior presidente, Carlos Suárez Sureda, como maestro de ceremonias y conductor del acto, y con aforo completo en el hotel Intercontinental de Madrid, los presentes han conocido de primera mano las líneas de actuación que se han seguido en el club desde que alcanzara el ascenso la pasada temporada. Con ese punto de partida, toda la repercusión que ha tenido la entidad desde la llegada de Ronaldo y que ha hecho que el Real Valladolid haya traspasado fronteras, y ahora su marca suena en países que nunca hubiera imaginado.

«Solo le falta el casco y el uniforme para entrar en la obra», se refirió Suárez a la figura de Ronaldo para definir la implicación del brasileño con el club blanquivioleta. «Valoramos su intangible de todo lo que está haciendo por el club, es más importante que vender castillos en el aire», apuntó el expresidente y hoy consejero antes de dar paso a Ronaldo.

El brasileño ha iniciado su exposición mencionando su paso por Nueva York y por el Madison Square Garden sin descartar -en un tono jocoso- hacerse con el club de baloncesto de la ciudad. «Quizás pueda entrar en baloncesto cuando las cuentas mejoren un poquito, pero no en Estados Unidos que es muy caro», ha afirmado entre risas.

Ya metido en harina, al nuevo dueño del club blanquivioleta se le ha preguntado por sus motivos para adquirir el Real Valladolid. «Llevaba dos años buscando empleo -ha apuntado sonriendo-, buscando un equipo para comprar. Estudié el mercado español, el inglés y otros, y la verdad es que Valladolid vino como un regalo perfecto. No solo tiene 90 años de historia y tradición sino una ciudad con más de 300.000 habitantes, una región donde se respira el futbol y con todos los hinchas del Real Valladolid detrás. El proyecto tiene un potencial mucho más grande. Tener a la gente ilusionada con nosotros y nuestro proyecto es algo mejor que marcar un 'hat trick' con el Real Madrid contra el Barça», ha explicado antes de ahondar un poco más en sus motivos para aterrizar en Valladolid. «He encontrado justo lo que quería y tengo mucho que aportar con mi conocimiento y experiencia dentro del fútbol. Queremos un club sostenible con su responsabilidad social con la ciudad y la región. Proporcionar esto a nuestros niños es nuestra ilusión», ha añadido.

No es la primera vez que Ronaldo reconoce que se trabaja más en el despacho que en el campo, y también que se cobra mucho menos. «No tengo salario en el club, y eso está bastante mal -sonríe de nuevo-. Trabajo bastante más, cobro infinitamente menos pero vale la pena. Es lo que sé y lo que me gusta. No tiene precio», ha confesado, asegurando que desde el palco se sufre mucho más. «No pude ver el último partido, pero el sufrimiento es mucho más grande cuando solo tienes información de Internet. La alegría cuando ganas es imposible de describir. El objetivo es mantener la categoría para que el proyecto evolucione como debe hacerlo».

Al brasileño se le ha vuelto a inquirir sobre la operación de compra y el origen del dinero. «Podría parecer que un exfutbolista llega, ficha y da órdenes, per olo cierto es que el proyecto no es mío. Es de toda la ciudad, de todos los enamorados del Real Valladolid», aclarando, «desgraciadamente», que la compra es personal, sin ningún grupo inversor detrás.

También se le ha preguntado al presidente sobre el proyecto de expansión y la inauguración de una oficina en la capital de España. «Está a 400 metros de mi casa, cerca del Retiro, pero obviamente no es por eso. Carlos nos presentó muy bien nuestra solución y estar en Madrid es estar a un nivel nacional. Aquí creemos que vamos a tener muchas más oportunidades en el mercado. Ya nos da muchos frutos esta oficina y estamos contentos», ha subrayado.

Con la incorporación de Stiven Plaza a la vuelta de la esquina, también ha habido turno para el capítulo de fichajes. «Cuando empezó a moverse a finales de agosto dijo que había utilizado su simpatía y su carisma y no había servido de nada. Y no. Sí que ha servido», ha destacado Suárez, aliviado -según ha comentado- por no tener que entrar ya en el tema deportivo. «Quiero que el Valladolid sea reconocido internacionalmente también», ha apuntado Ronaldo. «Hablé con Tebas y tengo que decir que puso todo su proyecto a nuestra disposición para que crezcamos. Lo que hace la liga por todos sus equipos es tremendo. En Nueva York estuve en sus oficinas y nos ayuda muchísimo. En cuanto a los partidos yo soy favorable a jugar partidos fuera) si el aficionado quiere. No podemos llevar a todos, sí a algunos, pero es un proyecto interesante».

¿Intentará traer a algún galáctico para la próxima temporada? La pregunta, directa, tenía qu ever con su condición de estrella en el primer Madrid de Florentino. «No sé si para jugar, al menos para visitar (Valladolid)», ha respondido sonriendo. «Un fin de semana increíble sí garantizo. No vamos poner límite a nuestras ilusiones. Toda mi vida viví del fútbol y creedme que todo es posible», ha subrayado, incidiendo en que el Valladolid está en mitad de la tabla con el peor presupuesto de la liga, «y el penúltimo nos dobla».

El acto también ha dado pie a alguna que otra anécdota como la posibilidad de compartir negocios con Gerard Piqué. «Hemos hablado, tengo mis sobrinas en Madrid que están enamoradas de Shakira y le pedí un vídeo para ellas. Hemos quedado en encontrarnos para conversar de nuestros proyectos. Cuánta más gente de deporte entre a invertir en deporte, mejor nos irá», ha afirmado, ahondando en sus respuestas en la entrevista concedida al 'New York Times'.