Real Valladolid

Ronaldo rubrica la condición de propietario en su primera junta de accionistas

Los consejeros Jacobo de Salas y Carlos Suárez, con el presidente del consejo y propietario del club, Ronaldo Nazário, en el palco de Zorrilla. /RAMÓN GÓMEZ
Los consejeros Jacobo de Salas y Carlos Suárez, con el presidente del consejo y propietario del club, Ronaldo Nazário, en el palco de Zorrilla. / RAMÓN GÓMEZ

El viernes presidirá la asamblea que aprobará la reestructuración de un consejo de administración que ya dirige

Fernando Bravo
FERNANDO BRAVOValladolid

Durante el verano, Ronaldo Nazário era un rumor. En septiembre desembarcó en la capital del Pisuerga y se convirtió en propietario oficial del Real Valladolid, en una multitudinaria ceremonia celebrada en el Ayuntamiento.

El 28 de aquel mes, el astro futbolístico y empresario de éxito fue nombrado presidente de un consejo de administración al que se sumaron Marta Urgoiti, esposa del anterior propietario, y Jorge Santiago, gerente del club, que se unían a los ya consejeros Carlos Suárez, Eduardo Suárez Jacobo de Salas, Álvaro Ruiz de Alda y el empresario senegalés Eliman Lam, uno de los apoyos de Suárez y Ronaldo en la adquisición por este último de la mayoría de las acciones del Real Valladolid. Tres meses antes, el bodeguero José Moro había renunciado a su condición de vicepresidente y José Luis Losada, el otro vicepresidente fue relevado del cargo en una junta extraordinaria celebrada el 7 de septiembre. Se cerraba abruptamente una relación en la que los dos vicepresidentes lucharon por sacar réditos al apoyo que en su día prestaron al anterior propietario, a quien embarcaron en un proyecto XIIPucela que quedó en un segundo plano tras el éxito deportivo del Real Valladolid, capitaneado por Sergio González, al recuperar la máxima categoría del fútbol nacional.

Presidente de hecho

Ronaldo concluye el sábado un proceso formal de asunción de la máxima autoridad dentro del club que en realidad asumió a principios de septiembre.

Desde entonces, Ronaldo Nazário ha ejercido como presidente del Real Valladolid en las gestiones internas y, públicamente, ha prestado su imagen desde el palco de Zorrilla, en el del Bernabéu y en algunas apariciones relacionadas con actividades deportivas y sociales del club.

Carlos Suárez ha estado al quite en la representación del Real Valladolid, en aquellos actos a los que no acudía el actual propietario. Suárez ha asumido con cierta discreción el segundo plano de un 'presidente ejecutivo' que pretende garantizar una transición tranquila, tras la llegada de Ronaldo, bendecida incluso por el alcalde de Valladolid, que en la celebración del ascenso a Primera División pidió públicamente la permanencia de Suárez en el club.

Con la mayoría de las acciones en manos de Ronaldo, la junta general de accionistas convocada para este viernes, a las 12:00 en la sede social del club, situada en las oficinas del estadio, es un mero trámite, como lo era en la época en la que Suárez tenía la mayoría de las acciones.

El orden del día, recoge además del examen, aprobación de las cuentas sociales, informe de gestión, informe de auditoría y propuesta de aplicación del ejercicio social comprendido entre el 1 de julio de 2017 al 30 de junio de 2018, así como la gestión de Consejo de Administración, la aprobación de la reestructuración del consejo de administración llevada a cabo el pasado 28 de septiembre, fecha en la que Ronaldo Nazário se convirtió en presidente de ese órgano que ahora tendrá que ratificar él mismo, como accionista mayoritario.

Se espera que el protagonismo de Ronaldo Nazário vuelva a ser mayor con motivo de los eventuales fichajes del mercado de invierno.

 

Fotos

Vídeos