Ronaldo, el 'vallisoletano' más universal y cercano

Ronaldo Nazário, en el último partido disputado ante el Leganés, escoltado por su novia Celina Locks y David Espinar, su mano derecha. /G. Villamil
Ronaldo Nazário, en el último partido disputado ante el Leganés, escoltado por su novia Celina Locks y David Espinar, su mano derecha. / G. Villamil

En sus tres primeros meses, el brasileño atiende, no rehuye ninguna foto y quiere incidir en el compromiso social del club

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

El día que el alcalde Óscar Puente y Carlos Suárez ayudaban a Ronaldo a desplegar ante los medios su camiseta blanquivioleta, miles de japoneses se enteraban en directo de que el brasileño acababa de comprar un club en Valladolid. Se cumplen tres meses de aquella jornada frenética, incluido un paseo multitudinario por el centro difícil de olvidar y de repetir, y el impacto que ha sufrido el club y la ciudad es incalculable. El retorno, además de impagable, es difícil de cuantificar. No se le puede poner una sola cifra a todo lo que ha arrastrado la llegada del mejor embajador posible.

Más informaicón

Porque todo lo que rodea a la figura de Ronaldo Nazário nada tiene que ver, más bien está en las antípodas, de ejemplos que nos hemos acostumbrado a ver últimamente en el mundo del fútbol cuando un club pone su patrimonio en manos ajenas –llámese jeque o mexicanos adinerados–. Solo unas cuantas semanas antes del célebre paseo, fue el propio brasileño el que pidió, además de un exhaustivo informe de la situación económica, y estructural del club, un estudio detallado de las posibilidades que ofrece la ciudad y su provincia en ámbitos tan alejados del deporte como el social, la cultura o la gastronomía.

Imagen colgada en redes sociales de la visita de Ronaldo a la Santa Espina, que ha recibido m,ás de 150.000 'likes'.
Imagen colgada en redes sociales de la visita de Ronaldo a la Santa Espina, que ha recibido m,ás de 150.000 'likes'.

«Él lo que quiere es integrarse como uno más», repiten desde su entorno más cercano, de ahí que ya haya dejado alguna que otra estampa en redes, como su 'multi retuiteada' visita a la Santa Espina. Una primera comida de hermandad con la plantilla le puso en la pista y en cuanto pudo repitió con Fernando Martín, dueño del restaurante El Rincón del Labrador, como anfitrión. Ronaldo puso el despertador bien pronto y a las 07:30 horas se plantó con sus dos perros de raza border collie para disfrutar del paraje y de la belleza que aporta al entorno el monasterio cisterciense y su granja escuela. «Es una persona muy normal, humilde, que terminó encantado con el pueblo y su tranquilidad», relata Fernando, que después de ejercer de cicerone no ha dejado de recibir llamadas de gastrónomos y no gastrónomos. Como no podía ser de otra forma, aunque antes de lo previsto por la lluvia, aquella visita se zanjó a las diez de la mañana delante de dos huevos fritos, un poco de lomo de la olla, setas de cardo y, por supuesto, una buena ración de caracoles que tanto han llamado la atención a Ronaldo.

Ronaldo ha descubierto en Valladolid los caracoles.
Ronaldo ha descubierto en Valladolid los caracoles.

Precisamente eso, su cercanía, es lo que más ha sorprendido de cuantos han tenido la oportunidad de compartir con él, ya sea mesa y mantel o un simple 'selfie', que entre aficionados y no aficionados al Real Valladolid ya se cuentan por miles desde que llegó hace ahora tres meses. «Las personas son una de las grandes claves de este proyecto y eso se cultiva con cercanía», incide uno de sus colaboradores, que tilda su forma de gestionar de revolucionaria por trascender lo deportivo. Ronaldo no se limita a ver, analizar y ejecutar. «Quiere integrarse, atiende a la gente, escucha, da sus razones y comparte impresiones. Es verdad que es un rasgo de su personalidad, pero también que no es habitual entre otros presidentes de clubes», explican quiénes mejor le conocen.

El próximo viernes recibirá el premio anual de la Cámara de Comercio de Nueva York por su compromiso con la infancia

Uno de los aspectos que más le preocupan y quiere priorizar es la labor con los sectores más desprotegidos de la sociedad, caso de los niños o los discapacitados, de ahí que quiera dar un giro a la Fundación del Real Valladolid para que lidere muchas más iniciativas.

Embajador de la buena voluntad de la ONU y cabeza visible de la Fundación Fenómenos, Ronaldo recibirá este viernes día 7 el premio anual de la Cámara de Comercio de Nueva York por su labor y trayectoria en defensa de los más desfavorecidos. Y allí asistirá con la camiseta que se enfundó hace ahora tres meses. Como presidente del Real Valladolid.

 

Fotos

Vídeos