Real Valladolid

Rubén Alcaraz asume que «si pierdes el paso, sabes que hay muchos detrás»

Alcaraz el día de su primer entrenamiento/G. Villamil
Alcaraz el día de su primer entrenamiento / G. Villamil

El jugador barcelonés, que reconoce su buena racha goleadora, se instala en el piso de Jaime Mata, el goleador de la pasada temporada

Fernando Bravo
FERNANDO BRAVOEnviado especial a Núremberg

Comparte sensaciones con la directiva del Real Valladolid: los responsables del club están satisfechos por la llegada de este mediocentro goleador y el jugador barcelonés no oculta sus satisfacción por debutar en Primera con el equipo pucelano. Es muy pronto, reconoce sin necesidad de agradar por obligación, para emitir juicios sinceros sobre Valladolid. «Llevó apenas una semana y entreno mañana y tarde», o sobre el entrenador: «Ha sido futbolista y sabe transmitir, pero aún no tengo elementos para opinar», pero su corta experiencia y algunas referencias le han dado un par de certezas: «Probé el lechazo, y tuve que repetir», asegura. Con respecto a la ciudad tiene una cierta prevención contra los crudos inviernos:«Soy friolero». Rubén Alcaraz (Barcelona, 1991) ensayará hoy su acoplamiento al Pucela en Núremberg, frente al equipo local, recién ascendido a la Bundesliga, tras cuatro años en Segunda, como su nuevo equipo.

–¿Le ha costado instalarse en Valadolid?

–Vengo solo. No tengo pareja ni familia, pero ya me he instalado. Estoy en el piso que ocupó Mata el año pasado. Jaime es amigo mío y me lo recomendó.

–¿Solo por vocación?

–La vida son circunstancias y ahora me toca vivir así. Claro que me gustaría tener una pareja, hijos, no renuncio a ello, pero ahora no toca.

–¿Qué cree que puede ofrecer al Valladolid y qué le puede ofrecer el equipo a usted?

–En los últimos años ha mejorado mi faceta anotadora. No han faltado los goles [el año pasado, 9 con el Almería]. Y a mí no me falta el compromiso: puedo asegurar que voy a jugar cada partido como si fuera el último. El equipo podría sacar lo mejor de mí, mi mejor rendimiento. Yo pondré lo mejor de mi parte, lo que conocen y lo que va dentro de cada uno.

–El retraso provocado por el 'play-off' y el Mundial ha hecho que llegue a un equipo sin terminar de hacer y con muchos jóvenes. ¿Qué opina de ellos?

–Tienen ganas e ilusión. Es comprensible. ¡Ojalá hubiera tenido yo esa posibilidad, con 21 años, de probar en Primera! Muchos jugaron la pasada temporada en Segunda B y ahora rienen la posibilidad de probar con los mejores.

–Para usted es también una situación excepcional.

–Es cierto. Siempre lo había soñado, pero en el fútbol nadie te regala nada. Jugar en Primera es la mayor satisfación que he tenido en mi viada.

–¿Una satisfacción compartida?

–Mi padre está orgulloso. No solo por mi faceta como jugador, sino por mi desarrollo personal, gracias al fútbol. Pero si he llegado aquí es por mis padres. Yo procedo de un barrio humilde de Barcelona y gracias a mi padre he podido salir de allí. No porque sea un mal lugar, sino porque me han permitido progresar.

–¿Tiene un entorno vinculado al fútbol?

–Mi hermano Eric, que es portero en el Horta llegó a ser profesional, yo pase por el Damm, 3 años por el Barcelona, el Espanyol...

–Además de jóvenes, en el Real Valladolid también hay jugadores veteranos. ¿Usted cree que podría seguir jugando dentro de ocho años?

–Es la pregunta que nos hacemos todos. ¿Hasta cuándo? Me gustaría alargar mi carrera lo más posible. Ha sido sacrificado, pero si he trabajado al máximo en Segunda B y en Segunda, no voy a estropearlo ahora que he llegado a Primera. El fútbol ha evolucionado mucho, sobre todo en el plano físico y sabes que si pierdes el paso hay muchos detrás esperando. Tengo además el estímulo de cumplir con el objetivo del Real Valladolid, que refuerza el mío: mantenernos en Primera División.

–Eso también tiene que ver con el entrenador. ¿Cree que será capazz de sacar lo mejor de usred?

–Conoce mis condiciones. Todavía es pronto para aventurar un resultado pero es un técnico que demuestra que tiene las ideas claras.

Alcaraz forma parte de un todavía pequeño grupo de refuerzos comprometidos con el club, que aprecian lo que son, dónde están y vinculan su éxito al del Pucela. Que pasa, necesariamente, por la permanencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos