Real Valladolid

Rubi regresa dando miedo

Rubi da instrucciones a sus jugadores desde la banda./BIEL ALINO-AFP
Rubi da instrucciones a sus jugadores desde la banda. / BIEL ALINO-AFP

El entrenador del Espanyol protagoniza una racha victoriosa encaramado al segundo puesto, a un punto del Barça

Fernando Bravo
FERNANDO BRAVOValladolid

«Es un tío normal». Palabra de Sergio González. El míster pucelano tiene referencias de primera mano de su rival del viernes: compartió con él hace ocho días el premio al mejor entrenador en la Gala de las estrellas del fútbol catalán. Y hace años habían coincidido en el Espanyol, cuyo banquillo dirige ahora Rubi, aunque en categorías diferentes. Son viejos conocidos y profesionales, por eso –dio a entender ayer Sergio González tras el entrenamiento– no hay asuntos personales que ventilar el viernes.

«Es un tío normal, está en su mejor momento y tiene buena relación con sus jugadores». Tres pinceladas para definir al rival del viernes que vuelve a Valladolid –entrenó al Pucela hace cuatro temporadas– con unas credenciales que dan miedo.

Rubi tardó esta temporada en conocer la victoria allende el RCDE Stadium. Fue la pasada jornada, la quinta que ha disputado a domicilio, cuando consiguió romper el maleficio. Lo hizo, además, en Huesca, ante el club al que ascendió a Primera la pasada temporada. Y firmó la victoria con dos goles de Borja Iglesias, un delantero que acompaña en su mejor momento al propio Rubi. Consiguió, además, colocarse segundo en la tabla, a solo un punto del actual campeón de Liga y líder provisional. Y parece haber cogido carrera, porque suma dos victoria y un empate en los tres últimos partidos.

Asentado y con experiencia

Joan Francesc Ferrer Sicilia, 'Rubi' tiene 48 años y hace ya 17 que colgó las botas de delantero. Los que suma como entrenador en una carrera vertiginosa en la que el Espanyol ha sido el único club donde ha residido más de dos temporadas seguidas. Hasta once escudos ha llevado en su pechera antes de volver a aterrizar en el Espanyol, en esta ocasión en el primer equipo y, por supuesto en Primera.

Rubi ha vuelto a casa para poner en práctica todo lo que ha aprendido durante diecisiete años de triunfos y algunos desengaños. Empezó desde abajo y llegó ejercer como asistente de Tito Vilanova en el Barça.

En la temporada actual ha jugado con cuatro defensas, tres mediocentros y tres delanteros que, en fase defensiva se repliegan en n 4-1-4-1.

Una larga carrera

Girona. Después de pasar por el Vilassar, L'Hospitalet, Sabadell, Espanyol B, Ibiza y Benidorm, debutó en Segunda División en la temporada 2012/2013 en el banquillo del Girona, equipo con el que jugó el 'play-off' de acenso.

Real Valladolid. Tras pasar una temporada en el Barça como asistente de Tito Vilanova, en junio de 2014 firma por dos temporadas con el Real Valladolid, donde solo permanece una, tras perder la oportundiad de ascenso en el 'play-off'.

Dos descensos consecutivos. Tras abandonar el Pucela llega al Levante a media temporada (2015/2016) para tomar el relevo de Alcaraz pero no puede evitar el descenso. Un año más tarde (2015/2016) hace lo propio con Abelardo en el Sporting de Gijón, con idéntico resultado.

Un meritorio ascenso. La siguiente (2016/2017) ficha por el Huesca y completa una espectacular temporada, consiguiendo a falta de dos jornadas el ascenso a directo, por primera vez en su historia.

El Espanyol ha demostrado regularidad (solo ha perdido frente al Madrid y el Alavés) y un gran juego ofensivo, que sostienen Borja Iglesias (un doblete la pasada jornada, con 4 goles y dos asistencias en lo que va de campeonato) Sergio García y Baptistao en los extremos, con granero, Darder y Roca en la creación.

Rubi llega, además con viejos conocidos de Zorrilla como el madrileño Mario Hermoso, ahora central, que ha marcado dos goles, y el paraguayo Hermán Pérez, que también ha marcado un gol.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos