La salida de Calero se rebaja en tres millones de euros

Calero presiona a Borja Iglesias en el partido disputado ante el Espanyol la temporada pasada. /R. Gómez
Calero presiona a Borja Iglesias en el partido disputado ante el Espanyol la temporada pasada. / R. Gómez

El Espanyol abonará al Real Valladolid 8 millones de euros y 300.000 más si el central juega al menos la mitad de los partidos oficiales, además de ceder un 15% en caso de una futura venta

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

No serán once, tal y como estipula su cláusula de salida, y sí poco más de ocho los millones que se embolsará el Real Valladolid por la salida de Fernando Calero, jugador del Espanyol las cuatro próximas temporadas. Finalmente el club blanquivioleta ha cedido en las negociaciones a las pretensiones de la entidad catalana, que pagará tres millones menos a cambio de introducir una serie de variables en el traspaso. Las variables que ha aceptado Carlos Suárez, negociador en la operación por parte del Real Valladolid, pasan por cobrar un 15% más en caso de que haya una futura venta del jugador -de la cifra del próximo traspaso- y 300.000 euros a mayores si Calero jugara esta temporada al menos la mitad de los partidos oficiales -un mínimo de 45 minutos-.

Traspaso

Estas condiciones que ahora se desvelan desde Barcelona, concretamente desde el entorno de la directiva blanquiazul, ni se confirman ni se desmienten desde el propio Real Valladolid, donde se ha instalado la ley del silencio de un tiempo a esta parte.

Después de varios días de espera y de tira y afloja con la cláusula y forma de pago como principales frenos, las dos entidades han sellado en las últimas horas un acuerdo para que el central de Boecillo viaje hasta Barcelona y cubra la vacante dejada en el centro de la zaga por Mario Hermoso, fichado por el Atlético de Madrid.

Estos son, grosso modo, los números del traspaso que en su día negó a este diario el propio Carlos Suárez y que rebajan de manera notable la cláusula de rescisión de Calero.

El club perico está pendiente también desde hace varias semanas de una posible salida al Betis de Borja Iglesias, cuya cláusula de rescisión asciende a 28 millones de euros. El conocimiento que tiene Rubi del delantero gallego, y las carencias que ha detectado en la plantilla verdiblanca a su llegada, han convertido al 'Panda' en una de las prioridades en el Villamarín. En este sentido, la salida más que posible de Lo Celso y el desembolso que dejará en sus arcas harían viable la operación.

La plantilla del Espanyol, mientras, se encuentra inmersa desde hace varias fechas en las eliminatorias previas para jugar competición europea la próxima temporada. Hoy se encuentra en Suiza, donde esta noche disputará ante el Lucerna la tercera ronda previa de la Europa League.

En Barcelona esperan que Fernando Calero aterrice en los próximas horas para continuar su proceso de recuperación en Cornellá después del golpe sufrido en el último partido de la gira americana ante el Cardiff City.

Calero, de 23 años, llegó a las categorías inferiores del Real Valladolid en 2004, en el que ha desarrollado su carrera salvo los cinco años que militó en las filas del Málaga CF. La temporada pasada disputó un total de 36 partidos, siendo uno de los principales baluartes defensivos en el esquema de Sergio González.