Salisu: «Me considero jugador de la primera plantilla del Valladolid y quiero aprovechar la oportunidad»

Salisu, ayer, en la sala de prensa del Real Valladolid. /El Norte
Salisu, ayer, en la sala de prensa del Real Valladolid. / El Norte

El central ghanés debutó con el primer equipo en Copa del Rey y fue uno de los destacados. «Tengo que mejorar la confianza en mí mismo pero sé que eso se coge con partidos», explica

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Fue casi con toda probabilidad la nota más positiva del partido de ida de los octavos de final en Getafe, y una de las pocas alegrías que se llevó el Real Valladolid de su visita al Coliseum Alfonso Pérez. Mohammed Salisu debutó con el primer equipo después de cubrir todo el proceso como cualquier otro canterano. Empezó en el Juvenil, unos meses después pasó al filial y ya esta misma temporada completó la pretemporada a las órdenes de Sergio González.

Aparentemente contento por su estreno -su semblante, serio y frío, se asemeja a lo que transmite dentro del campo-, el jugador procedente de Ghana asegura que no quiere dar pasos en falso para aprovechar la oportunidad que se le ha brindado. El miércoles en Getafe la procesión iba por dentro. Los que mejor le conocen reconocen su nerviosismo minutos antes de saltar al campo. «Sabía que el partido iba a ser difícil, de ahí que salí pensando en que tenía que ser agresivo y hacer las cosas fáciles», ha asegurado Salisu el día después del debut. Educado y correcto en sus expresiones, pide perdón por no hablar aún español -«necesito más tiempo», apunta-, y se explica en inglés pese a entender buena parte de lo que escucha.

¿Esperaba llegar tan rápido al primer equipo? «La verdad es que no. Todo ha pasado muy rápido desde que llegué, en octubre estaba con el Juvenil, y sé que todavía tengo que mejorar muchas cosas. Tengo que mejorar la confianza en mí mismo pero sé que eso se coge con partidos», reconoce, tímido y con un tono pausado en todas sus respuestas.

Encontró diferencias Salisu entre el juego que se practica en Primera División y el que viene desarrollando con el filial en la Segunda B, principalmente «en la calidad que tienen todos los jugadores, y en que no te puedes despistar ni perder la concentración porque si la pierdes un instante lo puedes pagar caro. En Segunda B también hay buenos jugadores pero no son tan rápidos ni con tanta experiencia».

Protagonista en las dos jugadas de la polémica

El central blanquivioleta se vio inmerso en las dos jugadas más polémicas del partido, la primera con Molina como protagonista y la segunda en una falta a Ángel al borde del área. «Molina es un jugador muy fuerte y forcejeamos y es verdad que tropiezo y caigo sobre su espalda, pero no es penalti. Y en la segunda no toco al jugador, simplemente creo que el partido estaba terminando y ellos buscaban el contacto para que el árbitro señalara un penalti», analiza Salisu, que confía en disputar el partido de vuelta ante el Getafe el próximo martes en Zorrilla. «Creo que podemos ganar y pasar la eliminatoria», apunta.

El técnico, que le dio una serie de consejos antes de saltar al campo para que hiciera la cobertura a Joaquín y cuidara su espalda en determinadas marcas, le dio la enhorabuena al término del encuentro. Pese a ello es consciente de que aún tiene muchas cosas que corregir y mejorar en su juego. La jugada del posible penalty a Molina es una de ellas, según confiesa él mismo. «No debí dejarle que se girara para rematar y estar más encima para que no disparara a puerta porque cualquier otro árbitro hubiera pitado penalti», comenta, consciente también de que aunque volverá a la disciplina del filial, su sitio está en el primer equipo. «Me considero jugador de la primera plantilla y quiero aprovechar la oportunidad que me han dado, así que tengo que seguir trabajando duro», concluye.