Menos samba y más trabajar

Ronaldo a la salida del Ayuntamiento después de hacer oficial la compra del real ValladolidI/
Ronaldo a la salida del Ayuntamiento después de hacer oficial la compra del real ValladolidI
TONY POLA

Querido Ronaldo, gracias por interesarte por el Real Valladolid. A la hora de escribir esta columna, la venta del Pucela a un grupo de inversores liderado por ti era inminente. Esperemos que tus intenciones hacia esta preciosa ciudad sean serias y duraderas. A corto plazo, tu llegada al equipo que ocupa la 13ª plaza en la clasificación histórica parece que no traerá grandes cambios, aunque la entidad necesita un buen lavado de cara tras los fallidos experimentos prometidos en el 'XII Pucela'.

Ándate con ojo con los vallisoletanos. Somos gente dura de pelar y exigente, pero lo damos todo cuando somos correspondidos. No te vuelvas loco y comiences a hacer gestiones propias de jeques y grandes representantes. A nivel institucional hay que modernizar el club. El estadio necesita adaptarse a los nuevos tiempos y ser atractivo, cómodo y limpio (nuevos aseos, más restauración, animación dentro y fuera, sillas limpias y no cada una de un color…). De merchandising tampoco vamos sobrados y se recibirían con buenos ojos detalles como una revista propia, más productos oficiales, carnet para simpatizantes que vivamos lejos y otras iniciativas audiovisuales y de animación.

En lo económico, todos confiamos en que la entidad se sanee de una vez y acabemos con años de penurias. En cuanto a lo importante, lo deportivo, casi te diría aquello de «virgencita, que me quede como estoy». A falta de grandes nombres, tenemos un buen conjunto, con buenos canteranos y un gran entrenador que ha dado consistencia al equipo. Si vas a fichar pensando en mejorar el bloque, que sea con cabeza y escalonadamente. No queremos ser una cantera para que equipos brasileños o madrileños hagan aquí sus pruebas y pesquen barato en el Pisuerga. Tampoco aspiramos a jugar un año Champions si eso implica bajar a Segunda B a los dos años o desaparecer.

Siempre es positivo que alguien de fútbol y con dinero se interese por el Pucela. Quizás hubiera sido más romántico que un empresario de Valladolid hubiera comprado el club, aunque visto el experimento con Moro, quién sabe… Que Ronaldo llegue con ganas de hacer crecer a la entidad y de elaborar algo estable y acorde a esta ciudad. Que nos sigamos, por muchos años, sintiendo orgullosos de pertenecer a este equipo. Que Nazario traiga nuevos aires a Zorrilla y llegue con más ganas de trabajar que de bailar la samba.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos