Real Valladolid

La segunda línea se echa el '9' a la espalda

Enes Ünal espera de espaldas al balón el lanzamiento de falta en el partido ante el Real Madrid. /R. Gómez
Enes Ünal espera de espaldas al balón el lanzamiento de falta en el partido ante el Real Madrid. / R. Gómez

Sin amenaza de los delanteros, el Real Valladolid ha sabido encontrar soluciones en el centro del campo. Alcaraz y Toni han disparado más que Ünal y Cop

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Cuando empieza la temporada hay muchas cosas que se dan por seguras. El nombre del portero titular;que los centrocampistas van a recorrer más o menos unos diez kilómetros por partido; que nadie en tu equipo va a rematar más que los delanteros... Son supuestos que en el fútbol moderno no siempre se cumplen, porque en el fútbol moderno lo esencial no viene predeterminado. El técnico no sabe si van a venir más goles de los delanteros o del centro del campo.

La diferencia entre que te 'roben' 50 goles y no des con la tecla para armar un equipo, o que te priven de 35 y construyas un bloque que no dependa de un solo jugador la encontramos en este Real Valladolid. Salvando la distancias por tratarse de categorías distintas, a Sergio González le descontaron este año la eficacia de Jaime Mata y sin embargo ha sabido armar un equipo que empieza en el '1' pero que no necesariamente tiene que terminar en el '9' o en el '11'. El conjunto blanquivioleta ha sabido salir a flote pese a parecer desarmado de centro del campo hacia adelante, donde jugadores como Enes Ünal y Duje Cop están muy lejos de las prestaciones que se le presupone a un delantero. Entre el turco y el croata suman dos de los nueve goles que ha marcado el Real Valladolid, y aunque el trabajo de ambos se antoja indiscutible, el equipo se muestra huérfano en el área y sin la pegada necesaria para tumbar rivales. Sin el último eslabón, la cadena queda coja. Y éste es el único pero que se le puede poner esta temporada al equipo blanquivioleta, al que sin duda le sostiene el excelente rendimiento que obtiene de su segunda línea.

Un equipo sin ariete es un equipo sin desarrollo lineal, obligado a buscar otros argumentos para llegar a un mismo fin. Yen esa búsqueda, el técnico ha ido encontrando soluciones a las carencias que a día de hoy ofrece la primera línea. Las respuestas siempre han llegado hasta ahora de la segunda oleada. Basta reflejar que jugadores como Rubén Alcaraz o Toni Villa han rematado más que Enes Ünal o Duje Cop para calibrar el desequilibrio que sufre hoy el Real Valladolid de medio campo hacia adelante.

La amenaza no llega desde arriba y sí de la segunda unidad, tal y como se viene repitiendo en las últimas jornadas, la más reciente el pasado sábado ante el Real Madrid. El equipo de Sergio González supo neutralizar la batalla en el centro del campo y fue mejor que su rival en la línea de creación, fabricando buenas ocasiones de gol que acabaron en su gran mayoría en las botas de jugadores de la segunda línea. Una de las más significativas, la que tuvo mano a mano Antoñito ante el meta belga Courtois aprovechando espacios que por el momento no ha sabido encontrar Ünal. Pese a que su trabajo en la presión en campo ofensivo está siendo bueno, el turco no ha demostrado ese instinto innato que adorna a todo delantero y que le lleva a adelantarse a la jugada antes de que ésta se produzca. Tampoco ha sabido conectar con la segunda línea, probablemente porque tenga más de segundo delantero que de '9' puro.

Sin tándem

El técnico, que ha probado con distintas variantes en las once jornadas disputadas, solo ha podido alinear a Ünal y Cop juntos de salida en un mismo once en el partido ante el Levante, ya fuera por lesión del croata, por la situación contractual del turco en Villarreal o porque el rival así lo aconsejaba.

A expensas de lo que pueda deparar el mercado de invierno, la estadística en estas once primeras jornadas de liga sitúa a Toni (con 16) y a Rubén Alcaraz (14) como los jugadores que más lo han intentado, seguidos de cerca por Ünal (12) y Duje Cop (9). Lejos encontramos a Míchel Herrero, con 6 disparos, Leo Suárez con 5 y Óscar Plano y Keko, con 4 cada uno. Una vez superada la lesión de Cop –el croata disputó los últimos minutos en el Bernabéu–, la del próximo sábado será una nueva oportunidad de comprobar si Sergio apuesta por jugar con dos delanteros de inicio.

Por establecer una comparación con el próximo rival, el Eibar, tres de sus delanteros de referencia acumulan 20 tiros y 2 goles en el caso de Sergi Enrich, 9 tiros y 3 goles en el de Charles y 9 lanzamientos y un tanto en el caso de Kike García.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos