Real Valladolid

Sergio cree que el Pucela está «en buena línea»

Sergio pide calma en el partido ante el Getafe/EFE
Sergio pide calma en el partido ante el Getafe / EFE

Para el técnico, su equipo estuvo «mejor que el Getafe» en la segunda parte, aunque sufrió «en los últimos diez minutos»

J. A. P.Getafe

Optimista, como es habitual en él. Así se mostró Sergio González al término del partido entre el Real Valladolid y el Getafe, en el que los suyos cosecharon un nuevo empate y siguieron sin ser capaces de anotar un tanto.

Respecto a esta carencia, el preparador catalán se mostró «tranquilo» y aseguró que la falta de gol se debe a que sus principales «armas ofensivas» han llegado «tarde», en referencia a los fichajes de Duje Cop y Enes Ünal hace poco más de una semana.

Con todos estos condicionantes, el catalán se declaró «contento» con el empate, ya que es «otro punto que sumamos en una Primera División que es muy difícil». A su juicio la actuación en el Coliseum Alfonso Pérez confirma que el equipo «está en la buena línea», pero a la vez considera que al equipo le falta «crecer a nivel ofensivo».

«Hemos empezado el partido muy temerosos, pero en la segunda parte hemos estado mejor que el Getafe, hasta que nos ha llegado el físico», relataba. Reconoció Sergio que el equipo sufrió mucho en los últimos diez minutos, cuando las fuerzas abandonaron a sus jugadores, a los que les puso «una nota muy alta».

Para él, como ha repetido en muchas ocasiones, el sistema con el que el equipo se encuentra «más cómodo es el 4-4-2», y por ello dio entrada a Keko en lugar de Borja en la alineación inicial. «Queríamos tener un doble pivote, y a partir de ahí ya solo quedaba elegir entre Borja y Alcaraz y entre Míchel y Anuar».

Tuvo palabras de cariño el técnico para Jaime Mata, un jugador que «cuando llegamos nosotros estaba ya muy asentado en Valladolid y dio la cara hasta el final». «Al ver a Mata siempre se me pone una sonrisa en la cara porque le tengo muchísima estima», reconocía.

«Sergio nunca se sentirá decepcionado con el Real Valladolid», afirmaba el entrenador, en referencia a la plantilla confeccionada por el club. «Sé el escenario en el que trabaja el club y la dificultad y no soy nadie para exigir más que lo que se ha hecho». «Sacaremos el mayor rendimiento a los jugadores», aseguró.

Bordalás, contrariado

Lo tenía claro Bordalás tras el partido frente al Pucela. A su manera de ver, su equipo «fue superior y llevó la iniciativa durante la mayor parte del encuentro».

Para él los suyos tuvieron «no muchas, pero sí algunas ocasiones» para llevarse el encuentro. Por ello, consideró que merecieron algo más, aunque reconoció que en los últimos metros «faltó calidad y acierto en la toma de decisiones». El técnico alicantino quiso referirse a la actuación del árbitro, aunque aseguró que no quería incidir en ello «porque sus decisiones no incidieron directamente sobre el resultado».No obstante, sí que se quejó de que pitó demasiadas faltas, «que impidieron que el partido tuviese ritmo». «El Getafe tiene fama de equipo que hace muchas faltas y los árbitros vienen condicionados, aunque no lo hagan conscientemente», dijo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos