Fútbol | Primera División

Sergio González: «La marcha de Leo Suárez ha sido una salida inesperada»

Sergio González, en el último partido contra el Celta./G. Villamil
Sergio González, en el último partido contra el Celta. / G. Villamil

El entrenador pucelano desconoce si podrá contar con Hervías en el partido contra el Huesca

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

El Real Valladolid se enfrenta el viernes al Huesca (El Alcoraz, 21:00 horas) y a día de hoy no tiene cerrada su plantilla, habida cuenta de que el mercado de fichajes de invierno se clausura mañana, a las 23:59 horas.

Por ello, el entrenador blanquivioleta no está absolutamente seguro de qué jugadores podrá llevar mañana a la ciudad aragonesa puesto que esta mañana en rueda de prensa reconoció que «a día de hoy» no tiene la «confirmación» de que el futbolista Pablo Hervías pueda ser alineado en el choque del viernes (cabe recordar que a lo largo de esta semana la dirección deportiva del Real Valladolid confirmó que ni el riojano ni Stiven Plaza estuvieron disponibles para el anterior enfrentamiento liguero ante el temor de tener problemas con el límite salarial).

Más información

La salida de Leo Suárez, de la que reconoció que es «inesperada» y que el cuerpo técnico «de forma egoísta» quería contar con él hasta final de temporada, aligera un poco este techo de gasto permitido al club, aunque el conjunto espera encontrar ya destino a Antonio Cotán e Ivi para así tener más margen después de la llegada, además, del delantero Sergi Guardiola, que volverá a ser titular. «Ha hecho las cosas muy bien y el otro día fue un partido importante para él porque llevaba mucho tiempo sin competir. Hizo un gran encuentro y la situación no debería de cambiar de momento», aseveró Sergio sobre la figura del atacante recién llegado.

En lo que sí tiene dudas el técnico es en cómo disponer el centro del campo, para sortear la baja de Míchel, que cumple sanción por acumular cinco amarillas. «Tenemos todas las opciones plasmadas en un papel y viendo los vídeos del rival veremos qué nos puede aportar cada una. En un principio no deberíamos cambiar de disposición [en alusión al 4-4-2 con el que suele jugar el equipo], aunque es un campo que te provoca a cambiar algunas cosas».

Ante la multitud de preguntas respecto a la plantilla que tuvo que afrontar, el técnico catalán desvió algunas de ellas hacia la Dirección Deportiva del club puesto que aseguró que él se preocupa de «si el Huesca juega 5-3-2 o 4-1-4-1. El director deportivo sabe lo que tiene que hacer, lo hemos hablado y estoy a la expectativa de lo que pueda pasar. «Solo sé que tenemos que viajar mañana a Huesca y tenemos un partido muy importante; me centro en eso», aseguró, antes de glosar la forma de jugar del conjunto de Francisco: «es un equipo que, aunque no lo parezca, con balón tiene recursos y llegada por fuera con multitud de centros laterales. Tienen mucha llegada con los puntas y desde la banda contraria y del pivote, que tiene libertad para subir al rechace, utilizan el cambio de orientación y han fichado a Enric Gallego, que siempre ha tenido mucho gol».