Sergio, optimista, dice que «siempre ha habido alguien que ha podido ganarle al Atlético igual que al Barça»

Sergio González habla con un jugador desde la banda. /Villamil
Sergio González habla con un jugador desde la banda. / Villamil

El técnico del Real Valladolid, que se declara enamorado del juego y modelo instaurado por Simeone en el Atlético, no descarta sumar en el Wanda. «Todos los equipos que pelean ahí abajo han sacado alguno con los grandes», asegura

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

No tiene el carisma ni el sentido del humor de Jurgen Klopp, que en su última comparecencia ante los medios bromeaba ante los medios pese a haberse dejado más de medio título tras la última victoria del City ante el Manchester United, y en este escenario se ha apoyado Sergio González para responder a la primera pregunta sobre la euforia desatada que se vivía el miércoles tras la victoria ante el Girona y el regreso a la tierra que han traído los resultados de la última jornada. «Lo comentaba antes porque sabía que me ibais a comentar esto y no tengo su gracia para hacerlo. Nosotros tenemos que seguir nuestro camino. Al final lo demás nos puede ayudar pero nos tenemos que quedar con el gran partido que hicimos, la comunión que tuvimos con la gente, la solidez defensiva,... Ojalá pudiera haber ayudado pero no lo ha hecho, así que con tranquilidad sabiendo que el camino es largo y difícil y hay que pelearlo», ha asegurado.

Repasando el calendario no hay nadie que haya considerado 'prescindible' el partido ante el Atlético viendo las tres finales que se avecinan a partir del lunes. Para el técnico no hay por qué descartar el de mañana en el Wanda. «Por nombre es el mas difícil pero todos son igual de complicados. En todos vas a tener opciones, y nosotros siempre preparamos los partidos viendo las debilidades de ellos y las fortalezas nuestras», ha apuntado, tirando de hemeroteca para recordar que todos los equipos que pelean por eludir el descenso han rascado puntos ante los grandes. «Todos los equipos que están peleando por salvarse siempre han tenido algún punto con los grandes salvo nosotros. Ojalá que mañana el fútbol nos ayude y entre lo que hagamos nosotros y lo que no les dejemos hacer sirva para sumar algún punto».

Enfrente tendrá el Valladolid a un Atlético que sigue peleando por sellar la segunda plaza y por lo tanto también plaza en la próxima Supercopa. Sergio espera al mejor Atlético, del que se ha declarado admirador. «El Cholo siempre dice que quiere quedar segundo. Tiene un carácter especial y así se lo ha inculcado a sus jugadores, pero nosotros tenemos que hacer nuestro partido y por qué no va a poder ser si hacemos un buen partido», ahondando en su flechazo con el 'modelo Simeone'. «Me encanta la forma que tiene de trabajar el Atlético, cómo se solidariza, cómo hace esas coberturas. Y luego cómo juega, es un equipo muy muy grande, igual en el fútbol moderno no tiene esa aceptación pero a mi me encanta».

Pese a que todas las estadísticas son desfavorables, Sergio no arroja la toalla. «Ellos son fortísimos, es el equipo menos goleado. Pero a pesar de ese comportamiento defensivo y de que reciben pocos goles a balón parado, nosotros pudimos hacerles dos goles en la ida. Siempre ha habido alguien que le ha podido ganar al Atlético, igual que al Barça. Nosotros vamos a tener nuestras opciones», ha insistido, sin importarle las consecuencias que pueda tener la jornada por la celebración antes o después del título del FC Barcelona.

Nada de cuentas

En lo que a los resultados que se han dado y que se pueden dar en este tramo final, Sergio ha tomado una determinación dando que hasta hace unas semanas eran Celta y Villarreal los rivales directos y ahora son otros. «He decidido no hacer ninguna cuenta porque al final las situaciones lo cambian todo», sin perder de vista lo que hubiera pasado si el Valladolid no hubiera ganado ante el Girona. «Fíjate lo que hubiera pasado si no hubiéramos ganado. Ojalá ahora no tengamos que decir la próxima semana que no tenemos una final con mayúsculas», ha concluido.