Sergio González: «La gente ha metido magia para calentar el ambiente y el futbolista lo ha notado»

Sergio González da instrucciones a Moyano en la banda. /Villamil
Sergio González da instrucciones a Moyano en la banda. / Villamil

El técnico del Real Valladolid ha repetido en varias ocasiones durante su análisis la importancia de la unidad lograda durante la semana y la respuesta de la afición desde las horas previas

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Liberación. Las palabras de técnico y jugadores al término del partido reflejaban tanta tensión como han venido acumulando en las últimas semanas, meses, desde la última victoria en Zorrilla ante el Celta. Las de Sergio González, por encima de cuestiones técnicas, vinieron a subrayar lo positivo del ambiente genefrado durante la semana y también en las horas previas al partido con un recibimiento que el técnico ha calificado de decisivo para meter al futbolista en contexto.

«Todos hemos empezado a meternos durante la semana, todas las noticias eran positivas y el entorno también es importante. Ha sido bonito y emotivo, y eso ayuda a que el futbolista dé el máximo. El futbolista ha demostrado las ganas que tiene de estar en Primera», ha iniciado su análisis, agradecido por el ambiente creado por las peñas en los minutos previos. «El recibimiento ha sido muy cercano al de Osasuna, la gente ha metido magia para calentar el ambiente y el futbolista lo ha notado. Te mete en un compromiso si no eres capaz y les puedes dejar mal. Se puede pecar de acierto pero las ganas el compromiso y la fe no están en duda».

El entrenador visitante

Aparcada la euforia por unos instantes, el técnico ha asegurado que su equipo está en el camino pero que éste no ha terminado. «Segumos pensando en nosotros, no en los rivales. Tenemos que sumar esos 38, 39, 40 puntos y lo demás nos tiene que ocupa el 8%. El 92% restante depende de nosotros mismos», ha aseverado.

A partir de aquí, en el análisis han mandado los nombres. El de Calero y Olivas, que no estarán en el Wanda ante el Atlético el sábado, uno por lesión y el otro por sanción. «Calero es un futbolista muy importante para nosotros, pero Joaquín está dando saltos y puede suplir bien su ausencia. Calero nos ha pedido el cambio porque notaba que si seguía se iba a romper. Por precaución no nos lo podíamos permitir. Y Kiko lleva dos partidos imperiales y no se le puede pedir más», ha comentado, pasando por encima de la vuelta de Masip a la portería, reconociendo eso sí lo difícil de la decisión. «Era una decisión difícil porque igual que decidimos contar con Yoel, esta vez hemos pensado que lo mejor era que volviera Jordi», ha afirmado.

Sobre la salida de El Hacen, ha apuntado el técnico que era «lo que mejor nos venía para fortalecer el medio campo».

Y sobre el tiempo de descuento, interminable para el aficionado, ha recordado con cierta sorna el cambio realizado en Leganés. «Esta vez no hemos hecho ningún cambio y no tenía ningún motivo para prorrogar. En el último córner hemos demostrado solidez, y aquí hay que destacar el trabajo de Sergi (por Guardiola), a veces no se valora su trabajo a balón parado y las marcas individuales está dando fortaleza».