Sergio González: «Confío en el estamento arbitral, sé que hay gente que quiere que meta más caña pero no soy así»

Sergio González, arriba, rodeado de un grupo de niños que ha animado el entrenamiento del Real Valladolid. /L. M. P.
Sergio González, arriba, rodeado de un grupo de niños que ha animado el entrenamiento del Real Valladolid. / L. M. P.

El técnico del Real Valladolid asegura que su equipo tiene un nivel de motivación «muy alto» y confirma que no convocará a ningún jugador del filial

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Semana de guiños por parte de la afición la que ha disfrutado el Real Valladolid, que si el pasado miércoles recibía la visita y el aliento de peñistas y aficionados, en la mañana de hoy ha contado con el apoyo de un centenar de niños procedentes del colegio Maristas y de Renedo de Esgueva. «Quiero agradecer a la gente cómo se ha volcado esta semana. Estamos todos en un climax muy alto de motivación, ojalá tengamos luego el fútbol suficiente para sacar los puntos», ha querido subrayar Sergio González en el arranque de su intervención semanal ante los medios de comunicación.

Más información

Un arranque en el que ha puesto distancia con el último partido en casa ante el Girona, «esta es una final importante pero quizás no con mayúsculas», ha apuntado, consciente de que su equipo responde bien en los últimos encuentros, pero no recibe la recompensa de los puntos.

Poco tiene que ver el Athletic de Berizzo con el que el Valladolid empató en la primera vuelta con éste de Garitano que ha dado la vuelta a la tortilla hasta conseguir tener billete para Europa al alcance. «Este es más práctico a nivel defensivo. Garitano ha dado con la tecla, les ha metido el ADN del Athletic y poco a poco ya no es solo el equipo que combina. Es un equipo más completo. Ahora ya ha matizado ciertas cosas y ya no juega fútbol directo y segundas jugadas. Los resultados le han ayudado a ser más completo. A partir de ahí nosotros tenemos que jugar con nuestras virtudes, meter ritmo, tensión y fútbol», ha analizado, calificando la segunda vuelta del club vizcaíno como «descomunal», y restando importancia a su motivación por lograr plaza europea.

Su asignatura pendiente, tal vez, tenga que ver con su respuesta lejos del nuevo San Mamés. «Es verdad que en San Mamés, en un escenario tan imponente, es un equipo con mayúsculas e igual fuera quizás baje medio puntillo, pero me espero un rival muy fuerte», ha asegurado.

No ha querido entrar a fondo el técnico del Real Valladolid en el revuelo que ha levantado la última polémica arbitral, «gastar tiempo en esos pensamientos no lleva a ningún lado», pero sí ha hablado sobre la designación de Mateu Lahoz. «Coincidimos en mi época en el Levante y creo que es un árbitro que está muy preparado, el ejemplo es el partido de esta semana en 'Champions'. Confio en el estamento arbitral, sé que hay gente que quiere que meta más caña a los árbitros pero no soy así. Mateu tiene la capacidad para aislarse de todo, esperemos que esté acertado y nosotros también», ha comentado.

En este sentido, el vestuario puede llevar a gala que pese a las múltiples decisiones arbitrales que han perjudicado al Real Valladolid esta temporada no ha sufrido ninguna expulsión. Ni siquiera una simple amonestación en el fragor de las protestas. Sergio González ha justificado su aparente templanza.

«Si me pinchas después de la última jugada en el Wanda no hubiera salido sangre porque yo estaba convencido de que la iba a cambiar. No quise hacer ningún aspaviento porque me pareció algo surrealista lo que estaba pasando. Nuestra forma de ser somos tranquilos, somos respetuosos, somos deportistas y en el deporte hay que trabajar con la frustración», ha subrayado antes de ir un poco más lejos. «No creo que por gritar, saltar o dar una voltereta el árbitro vaya a cambiar su decisión. Sí creo en estar vivos, en ese otro fútbol pero eso es de los jugadores. Creo en la honestidad de los árbitros. El futbolista reclama con educación y respeto pero sabemos que la decisión no se va a cambiar. Con eso no significa que cualquier cosa que pase no tengamos que hacer nada», ha apuntado.

En este sentido, el técnico ha destacado la fortaleza mental que está demostrando el vestuario para salir a flote pese a todos los golpes recibidos en las últimas semanas. «Hemos aguantado muchos mazazos, pero somos testarudos, somos fuertes de cabeza, nos hemos levantado de todos los golpes recibidos con la cabeza muy alta,... El equipo está bien y con confianza y tenemos plenas garantías de que vamos a hacer un buen partido», ha señalado, sin concederle importancia al hecho de jugar antes que los rivales más directos o en último lugar como ocurrirá este fin de semana. «Lo importante es ganar nosotros, hacer tu faena para llegar a esos 38 puntos. Luego si alguien quiere hacernos un favor, entre comillas, mejor que mejor».

'Cuantos más equipos, más nos reiremos'

Sin querer hacer más cuentas después de lo sufrido en la última jornada, Sergio sí cree en que es positivo que el Rayo mantenga vivas sus opciones de permanencia. «Cuantos más seamos más nos reiremos. Cuanta más gente haya peleando por un mismo objetivo, va a estar todo más igualado y más vas a depender de lo que tú hagas», ha destacado, concluyendo como empezó, con un agradecimiento especial a todo el apoyo recibido durante toda la semana por parte de la ciudad. «La previa del último partido fue espectacular, el otro día en el entrenamiento también, hoy, al final el partido lo jugamos todos», ha puntualizado.

Sobre los disponibles, el técnico ha confirmado que tanto Keko Gontán como Verde y Duje Cop están disponibles para entrar en la convocatoria, aunque no en el mismo grado, y que no llamará a ningún jugador del filial por el trascendental partido que tiene ante el Salmantino en la mañana del domingo.