Sergio González: «El trabajo del director deportivo está ahí, es evidente»

Carlos Suárez, S</p><p>ergio González y Miguel Ángel Gómez, en la presentación del técnico. /G. V.
Carlos Suárez, S</p><p>ergio González y Miguel Ángel Gómez, en la presentación del técnico. / G. V.

El técnico del Real Valladolid lamenta, quejoso, que se haya hablado poco de fútbol esta semana. «No veo la necesidad de tener que estar con el míster», asegura

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Semana atípica la que se ha vivido esta semana en Zorrilla. Atípica por las palabras tanto de Ronaldo como de Alcaraz reforzando la figura del técnico, y atípica también por las palabras del director deportivo Miguel Ángel Gómez sobre su futuro en la entidad. Palabras, por lo tanto, que han salido del propio entorno del equipo, y que a juzgar por las respuestas esta mañana de Sergio González al término del entrenamiento matinal no han sentado nada bien. Todo entrenador quiere se le hable de fútbol, y sacarle del guión supone sacarle de su hábitat natural.

Así, fuera de contexto e incómodo con las preguntas formuladas en torno a las declaraciones de la semana, se ha mostrado el técnico del Real Valladolid. «Sinceramente no se a qué ha venido, no veo la relación causa-efecto, no sé por qué esta semana tocaba eso. Quizás las palabras de Miguel Ángel se interpretaron de una forma distinta, lo que yo puedo decir es que mi sensación es de normalidad. Tengo la confianza plena de Ronaldo, me lo demuestra cada día. De Carlos Suárez, de Miguel Ángel,... entonces no sé por qué ha habido ese run-rún de tener que estar con el míster», ha asegurado, sin que nadie le preguntara sobre si se siente no cuestionado tras la última derrota. «Lo comento porque es actualidad pero yo no he notado nada para que se hable de eso. Estamos todos trabajando unidos y lo importante es poder ganar el sábado».

El técnico catalán ha hecho mención a las palabras de Alcaraz 24 horas antes -nadie preguntó al jugador sobre la situación del técnico-, en las que valoraba los cambios de sistema en las últimas jornadas. «La gente puede no estar de acuerdo con el planteamiento, criticar o no, pero de ahí a preguntar si confian o no en mi... no veo que sea el tema ahora. No he notado nada. Los futbolistas no tienen por qué salir a reforzar al míster, los futbolistas me refuerzan cuando entro al vestuario, con su mirada, con su gesto corporal, por cómo entrenan y cómo compiten», ha comentado.

Preguntado poco después por su valoración sobre el trabajo del director deportivo, el técnico se ha sentido molesto y visiblemente nervioso en sus respuestas. «He demostrado siempre mi agradecimiento a la confianza ciega de Miguel Ángel porque fue el hombre que apostó por nosotros. Creo que él quiso demostrar con sus palabras su confianza cien por cien en mí, pase lo que pase o se caiga el mundo encima. Creo que se interpretó de manera distinta. Su trabajo está ahí, es evidente, pero ahora mismo no toca valorarlo. La lectura es borrar lo que ha pasado y estar todos juntos. Creo que esta semana se ha hablado menos de fútbol y lo importante es el partido, y para ganarlo tenemos que ir todos a una», ha concluido.