Fútbol | Primera División

Setién entiende la pitada de la grada, pero afirma que no le va a afectar en el futuro

Setién, pensativo. /Cristina Quicler-AFP
Setién, pensativo. / Cristina Quicler-AFP

Fernando Bravo
FERNANDO BRAVOEnviado especial a Sevilla

«Es normal que nos hayan pitado. La primera parte fue muy mala, luego estuvimos mejor. Han manifestado la misma frustración que tenemos nosotros», explicó Quique Setién en la rueda de prensa posterior al choque.

El entrenador cántabro añadió: «Ha habido un momento en la segunda parte que el público animó muchísimo y nos ha empujado. El equipo estaba jugando bien, pero es verdad que en los últimos minutos nos ha costado finalizar mejor y tener más orden».

Setién no disimuló su enfado: «Estoy ahora mismo cabreado, afectado, porque esto no lo esperábamos». Y añadió: «Es un rival que atraviesa un gran momento al que íbamos a ganar y nos ha descolocado. La afición ha mostrado su sentimiento al final del partido y me parece bien que lo haga al final».

El técnico del Betis quiso mirar al futuro, pese a la derrota contra el Valladolid. «Ha pasado otras veces, derrotas inesperadas de las que nos hemos sobrepuesto. Sé que la situación anímica es floja, pero no nos va a afectar de cara al futuro», dijo. Y añadió: «Afrontaremos los partidos ante el Milan y el Getafe con las garantías que hacemos siempre. Nos recuperaremos».

El entrenador del Betis reflexionó también sobre el partido y los planteamientos del rival. «Los entrenadores que se enfrentan a equipos que defienden con diez en su área dependen de un buen pase y un remate. Es verdad que acumulando tanta gente es difícil encontrar ese pase y ese remate, necesitas inspiración. Hemos tenido alguno, no todo lo que generamos y llegamos convertimos en ocasiones de gol», resumió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos