Sobrino encuentra en Vitoria su espacio

Sobrino (derecha), ante la presencia de Busquets en el partido disputado en el Nou Camp. /Efe
Sobrino (derecha), ante la presencia de Busquets en el partido disputado en el Nou Camp. / Efe

Canterano del Real Madrid, el Alavés pagó al City hace un año para tenerle en propiedad. El 'Pitu' Abelardo se agarra a su buen estado de forma y le busca compañero en la línea atacante ante el bajón de Calleri y Guidetti

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

El fútbol devora fórmulas a la velocidad del rayo y lo que vale este curso quedará obsoleto el que viene. El año que viene el negocio llegará por otras vías y de paso convertirá la actual en un reducto prehistórico.

Uno de esos últimos patrones cogió a Rubén Sobrino, actual delantero del Deportivo Alavés, rompiendo el cascarón en la cantera del Real Madrid hace ahora tres años. Había debutado el manchego con el primer equipo de Carlo Ancelotti poco antes de acabar la temporada cedido en la Ponferradina, cuando la llamada del Manchester City le pilló descolocado y todavía a medio hacer. El sexto club que más ingresos generaba del mundo, hasta entonces de espaldas a la cantera, se apuntaba a la moda de hacer una bolsa de jóvenes promesas sin un claro objetivo. Sin apenas pisar suelo británico, Sobrino pasaba a ser propiedad del City por 550.000 euros pero para jugar cedido en el Girona La fórmula estaba clara. En caso de explotar, el jugador es llamado a filas, y si se encalla, su cláusula de movilidad permite seguir haciendo caja. Por este trance han pasado no pocos jugadores españoles en los últimos años, uno de ellos el propio Borja Bastón, compañero de vestuario de Sobrino que milita en las filas del Alavés en calidad de cedido por el Swansea.

Rubén Sobrino, que rechazó una oferta del Brujas para jugar en Champions, ha iniciado el curso en plena forma

En el caso de Rubén Sobrino (Ciudad Real, 1992), su paso por Girona no fue sino el anticipo de una segunda cesión al Deportivo Alavés en la temporada 2016/17, curso irregular en el que, sin embargo, se ganó la plena confianza de Abelardo. El técnico asturiano apostó este año por él de forma decidida para liderar la línea ofensiva del conjunto vitoriano, y el jugador devolvió la confianza rechazando una oferta de lo más atractiva para jugar en Champions League con el Brujas belga –enclavado en el grupo del Atlético de Madrid–. Esa confianza correspondida ha servido para impulsar la carrera del delantero manchego, jugador a todos los efectos del Alavés desde julio de 2017 por las cuatro próximas temporadas tras el traspaso acordado con el City, que se ha convertido en pieza básica en el esquema del 'Pitu' Abelardo. Sobrino ha sido titular en las tres primeras jornadas, y su concurso resultó vital, gol incluido, en la remontada firmada ante el Espanyol (2-1).

Contratiempo

Con Borja Bastón en el dique seco durante el próximo mes, el casting para Abelardo se ciñe en buscar un acompañante a Sobrino. Con Calleri y Guidetti aún en baja forma, el abanico de aspirantes a formar en el once titular en Valladolid se amplía a Burgui, Twumasi –el ghanés está aún en periodo de adaptación– y Marín si es que el técnico asturiano no apuesta por un 'nueve' nato. El argentino no entró en la convocatoria frente al Espanyol y tampoco se vistió en el triangular de presentación ante Real Sociedad y Sochaux pasado viernes; y el sueco ha empezado el curso muy por debajo de su rendimiento habitual. Pese a ello, desde Vitoria se apunta que Sobrino rinde más y se encuentra mucho más cómodo cuando tiene un ariete cerca como referencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos