Solo Cantatore mejora a Sergio en su debut en Primera con el Real Valladolid

En la primera temporada del técnico argentino-chileno en el Pucela, la 1985-1986, el equipo llegó a la octava jornada en tercera posición

Sergio celebra el gol con el que el Real Valladolid derrotó al Huesca./G. Villamil
Sergio celebra el gol con el que el Real Valladolid derrotó al Huesca. / G. Villamil
J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

La buena marcha del Real Valladolid de Sergio llegados al parón de selecciones tras 8 jornadas de liga es la mejor noticia posible en la vuelta del equipo a Primera División, tras cuatro temporadas en Segunda.

Lo es porque la ciudad se ha enganchado a la ilusión de la plantilla y su entrenador después de la insuperable recta final de la campaña pasada y gracias a un comienzo fulgurante que ha llevado al presupuesto más bajo de la máxima categoría del balompié español a la séptima posición de la tabla con 12 puntos, a tan solo 4 del Sevilla, líder de la clasificación. El equipo blanquivioleta es el mejor de los tres ascendidos (el Rayo Vallecano y el Huesca marchan último y penúltimo respectivamente con 5 puntos cada uno) en el que es el comienzo más productivo de un equipo que acaba de subir desde que el Villarreal llegase a estas alturas de la 2014-2015 con un total de 14 puntos y colocado en la sexta posición de la tabla.

Con estos números, tras 3 victorias, 3 empates y 2 derrotas, Sergio González ha firmado el mejor debut de un técnico blanquivioleta en Primera División de los últimos 33 años. En todo este tiempo, han dirigido sus primeros choques en la máxima categoría desde el banquillo de Zorrilla ilustres como Pacho Maturana, Rafa Benítez, Gregorio Manzano, José Luis Mendilibar o Miroslav Djukic, pero ninguno de ellos mejoró en su momento los números que hasta ahora ha firmado el conjunto pucelano.

Sí que lo hizo, en la 85-86, todo un mito en el fútbol vallisoletano: Vicente Cantatore, que en su primera temporada a los mandos de la nave vallisoletana cerró la octava jornada de liga con una victoria ante el Sevilla por 2-0 que dejó a los suyos terceros con 11 puntos (tras 4 victorias, 3 empates y 1 derrota), tan solo por detrás del Real Madrid y el Sporting de Gijón. Es cierto que el equipo se terminó por desinflar y acabó la temporada décimo, en una liga de 18 equipos en la que las victorias aún suponían tan solo 2 puntos, pero no es menos conocido que el técnico argentino supo dar con la tecla en casi todas sus temporadas de blanquivioleta.

Vicente Cantatore.
Vicente Cantatore. / Agustín Cacho-EFE

A sus órdenes el Real Valladolid se clasificó para la Recopa tras quedar finalista de la Copa del Rey de la 1988-1989 y para la Copa de la UEFA después de finalizar séptimo la competición regular, allá por mayo de 1997.

Lejos queda la temporada 50-51, cuando el Pucela viajaba líder en la octava jornada de una competición en la que acabó sexto, igual que el conjunto de Cantatore de la 88-89. Pese a todo, la temporada más exitosa fue la que comenzó en el año 62, con Ramallets en el banquillo, en la que el Pucela terminó cuarto, mismo puesto que ocupaba cuando se habían disputado las primeras 8 jornadas.

El arranque de otros grandes

Sergio llegó a Primera tras lograr ascender desde Segunda con el conjunto blanquivioleta, igual que hicieron en su día José Luis Mendilibar y Miroslav Djukic, en los anteriores dos ascensos de los castellanos. En ninguno de esos dos precedentes el equipo terminó descendiendo en la temporada de su vuelta a Primera. Con el técnico vasco el conjunto era penúltimo en la jornada 8 con 5 puntos y terminó en decimoquinta posición, con 3 de ventaja sobre el descenso. Con el serbio las apreturas fueron menos ya que la competición terminó con el Pucela decimocuarto, con 7 puntos de colchón sobre la zona de descenso.

En la historia del club de las últimas cuatro décadas, el técnico que ha conseguido auparlo más alto ha sido Gregorio Manzano, que logró ser octavo en la última temporada del pasado siglo con una plantilla en la que figuraban ilustres del club como César Sánchez, Torres Gómez, Alberto Marcos, Caminero, Eusebio o Alberto. El equipo estuvo a punto de volver a competición europea, pero se quedó fuera en beneficio del Celta que obtuvo los mismos puntos. En el presente siglo, Pepe Moré firmó la mejor temporada, acabando decimosegundo en la primera ocasión en la que dirigió al equipo desde el inicio de campaña, en la 2001-2002.

 

Fotos

Vídeos