¿Qué supone la personación del Real Valladolid en el caso Oikos?

Kiko Olivas presiona en la banda a Rodrigo en el partido Valladolid-Valencia investigado. /G. Villamil
Kiko Olivas presiona en la banda a Rodrigo en el partido Valladolid-Valencia investigado. / G. Villamil

El club tiene acceso de esta manera al sumario y a todas las diligencias que se vayan incorporando, y puede solicitar pruebas y la declaración de testigos

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

El juez de instrucción número 5 de Huesca, Ángel de Pedro, encargado de la investigación judicial del denominado caso Oikos sobre el amaño de partidos de fútbol, no solo ha decretado el levantamiento parcial del secreto de sumario sino que ha admitido que el Real Valladolid se persone como acusación particular, «como perjudicada», recoge el auto, «e igualmente en su condición de responsable subsidiaria». El juez especifica en su escrito que «no hay perjuicio» de que pueda cambiar la posición procesal «a la vista del resultado de las diligencias de investigación acordadas».

Pero, ¿qué supone que el club blanquivioleta se incorpore al proceso como acusación particular? ¿Qué consecuencias puede tener para sus intereses?

Para empezar, la aprobación por parte del instructor del caso Oikos de la solicitud formulada por el letrado Francisco Javier Ferrero, del bufete Senn, Ferrero, Asociados & Entertainment que asesora al Real Valladolid se ha tramitado ahora pero no significa que se haya registrado en los últimos días a raíz de las últimas informaciones publicadas en distintos medios de comunicación. Simplemente que ha sido el juez instructor quien la ha llevado a trámite ahora, una vez levantado parte del secreto de sumario.

Así, la principal consecuencia que tiene este paso dado desde el club tiene que ver con una información de primera mano, ya que a partir de ahora, como acusación particular, tendrá acceso a toda la documentación que se incluye en el sumario, también a la que se vaya incorporando con el paso de los días. «El club también va a poder proponer pruebas o diligencias, así como solicitar testigos, pero esto solo es una posibilidad», sostiene Jesús Moreno, colaborador de El Norte de Castilla y letrado de AC-Abogados. En este sentido, tendrá conocimiento de todo lo concerciente al caso Oikos que tanto le ha salpicado en las últimas semanas y cualquiera de los movimientos que se generen directamente desde el despacho del juez instructor y no a través de la publicación de las informaciones periodísticas. En este caso, Ángel de Pedro continúa practicando diligencias, de ahí que haya parte del sumario que siga bajo secreto.

En un auto dictado el pasado viernes, el magistrado-juez señala que si bien el secreto de sumario se fijó para un mes y solo han transcurrido 17 días, se han realizado aquellas actuaciones «mínimas indispensables» para garantizar que la investigación judicial no se vea entorpecida o frustrada, tal y como informa el Tribunal Superior de Justicia de Aragón en una nota de prensa. En el auto el juez añade que para facilitar el derecho de defensa ha decidido levantar el secreto de las actuaciones para las partes, las cuales podrán tener conocimiento en lo sucesivo de todo lo actuado, salvo aquello que se mantiene el secreto.

En el caso particular de Borja Fernández continúa imputado como «cooperador necesario» debido a las conclusiones que se extraen de la investigación de las escuchas realizadas tanto a Raúl Bravo como a Carlos Aranda, los dos cabecillas de la trama.