Tiempo para los valientes

Óscar Plano pelea por un balón aéreo en Butarque. /Villamil
Óscar Plano pelea por un balón aéreo en Butarque. / Villamil

El Valladolid busca dar un paso adelante tras la victoria del Rayo ante un Sevilla que puede adelantar al Valencia en la pelea por la 'Champions'

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Con la boca pequeña, pero ha reconocido el vestuario que el último día en Leganés faltó valentía para mirar a la cara a la permanencia. Optó el Valladolid por dar un paso atrás y encerrarse en su propia área para capear el temporal, y la cobardía suele acabar pagándose. Con la lección aprendida, esta tarde vuelve a afrontar una nueva oportunidad para redimirse en Zorrilla, donde los resultados no le acompañan esta temporada. Tres victorias en trece jornadas no es buen síntoma si no fuera porque enfrente tendrá a un rival que emula esa fragilidad a domicilio, con solo cuatro victorias en quince encuentros como visitante.

El Sevilla, ahora de Caparrós, sigue en la carrera por lograr una plaza 'Champions' y la derrota del Valencia ayer en Vallecas le pone en bandeja la posibilidad de adelantar a los de Marcelino. Sin el concurso de Jesús Navas y Escudero por acumulación de tarjetas, y con la ausencia del portugués André Silva –reservado para el derbi andaluz del próximo fin de semana–, el conjunto de Nervión se presentará sin embargo con la vuelta de Banega y con una de las mejores duplas ofensivas de la competición. Tanto Ben Yedder (16) como Sarabia (10) suman de hecho más goles que todo el Valladolid (24). Desde la vuelta de Caparrós, el Sevilla ha ganado dos partidos (Espanyol y Alavés) y ha perdido uno (Valencia).

Por parte local, Sergio González no podrá contar con Antoñito –lesionado en Butarque y baja al menos por una semana– ni con Nacho por sanción por lo que Moyano y Moi ocuparán ambas bandas en un sistema que se intuye volverá a ser de dos centrales. En este sentido y en previsión de cualquier contratiempo, todo apunta a que Sergio convocará a Apa, que ayer no se cambió con el filial.

En el capítulo de regresos, tanto Anuar como el turco Enes Ünal podrían tener hueco en el once.

La última derrota cosechada en Leganés escoció más de la cuenta, y ha dejado dos lecciones que el técnico quiso explicar en la mañana de ayer. «No por acularnos mucho se defiende mejor. Hay muchas formas de defender, la del otro día es lícita pero siempre y cuando lo intercambies con una secuencia de pases para obligarles a ir hacia atrás», explicó en primer lugar. Y la segunda enseñanza tiene que ver con el otro fútbol que tantos puntos reporta a otros equipos. «Somos muy nobles, vamos con el pecho muy descubierto y en según qué situaciones de partido no puede pasar lo que pasó», aseguró en referencia a esos minutos finales que 'no' debieron jugarse en Butarque. «Es verdad que la última jugada la hemos analizado y desde el saque de banda estamos todos mal colocados. Es un centro magnífico, pero me quedo con la falta de picardía. En esos minutos finales no se tiene que jugar más al fútbol. Nos falta ese otro fútbol que también es competir», reconoció ayer.