El 'todocampista' que llegó al rescate

Óscar Plano conduce el balón en presencia de Illarramendi. /Luis Michelena
Óscar Plano conduce el balón en presencia de Illarramendi. / Luis Michelena

El Real Valladolid recuperó la versión todoterreno de Plano en el mejor momento y escenario posibles

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Se puso de moda a finales de los 80 cuando el Milan de Sacchi empezaba a pasear su hegemonía por Europa. Por ahí asomaron jugadores, caso de Frank Rijkaard, capaces de jugar en distintas posiciones... pero dentro de un mismo partido. Jugadores todoterreno que igual te recuperaban un balón pegados a la cal que te daban el pase definitivo dentro del área contraria unos segundos después. Los que te lanzaban un córner y eran candidatos también a rematarlo.

Nació entonces el término 'todocampista' –con el paso de los años se ha prostituido– para ensalzar la figura del pilar que sostenía a un equipo en la sombra sin que ello le sirviera para llevarse los titulares. Trabajaba aquí y allá en pos del colectivo y sin un beneficio propio.

Poco se parece este Valladolid al Milan de Sacchi, pero desde ayer Sergio González sí puede presumir de haber recuperado para la causa a su ojito derecho. El 'todocampista' capaz de someter durante todo el partido a Januzaj –en ocasiones hasta sacarle del campo– pegadito a la banda, y también de dar cobertura en el centro del campo al tándem Míchel-Alcaraz e incluso llegar a tiempo al área contraria para dar una asistencia de gol. Omnipresente ayer, Óscar Plano hizo kilómetros para aburrir, unas veces para crear consorcio con Nacho en la banda izquierda y otras para formar sociedad con Toni cerquita del área rival. Porque en Anoeta Plano ejerció de media punta, pero tuvo tiempo de vestir otros trajes más desagradecidos pero igual de relevantes en la suma final, como el de lateral, el de centrocampista todoterreno e incluso el de segundo delantero. Porque el mostoleño fue uno de los mejores aliados de Ünal, pero también de Toni, de Keko y por supuesto de Nacho. Por esa banda izquierda empezó ayer a ganar el equipo de Sergio González a la Real Sociedad, uno de los bloques más en forma del campeonato en el último mes que hasta la fecha no conocía la derrota con el dúo formado por Oyarzabal y Januzaj en el campo. Con sus dos mejores talentos sobre el césped, los de Garitano se habían mostrado intratables... hasta que Sergio dio con la tecla y recuperó la mejor versión de uno de los principales activos de la plantilla. El acierto del técnico al colocar a Plano para tapar la banda de Januzaj y el despliegue físico de éste para adueñarse de toda la banda otorgaron al equipo el oxígeno suficiente para llegar a los minutos finales con plenas garantías.

Recobrada días atrás la confianza y las buenas sensaciones para volver a explotar, necesitaba Óscar Plano un partido como el de ayer para liderar de nuevo al equipo que maravillaba hasta hace un mes. Y es que con un 'todocampista' cerca todo es más fácil, y el fútbol se ve de otra manera.

 

Fotos

Vídeos