Fútbol | Primera División

Toni descuidó la marca sobre Twumasi antes de la contra que remató Ibai

Los jugadores del Real Valladolid observan como el balón entra en la portería mientras Ibai ya corre hacia su izquierda para celebrar el gol./R. Gómez
Los jugadores del Real Valladolid observan como el balón entra en la portería mientras Ibai ya corre hacia su izquierda para celebrar el gol. / R. Gómez

El mediapunta murciano no tapó la frontal del área, lo que permitió al ganhés ganar la pelota y abrir el juego para que Jony corriese la banda

El Norte
EL NORTEValladolid

En el último minuto de partido, con córner a favor, muy mal se tiene que dar la jugada para que termine con gol en contra. Fatal se le dio al Real Valladolid el último lance del pasado domingo y se encontró con un gol de Ibai que remachó con calidad un contraataque conducido vertiginosamente por Jony.

Ni Ivi (que sacó el córner y fue incapaz de llegar hasta el goleador antes de que empalara la pelota), ni Toni (que no tapó a Twumasi en la corona del área cuando abrió al costado izquierdo), ni Míchel (al que Jony dejó atrás con su fantástica punta de velocidad), fueron capaces de detener una jugada que arrancó el tercer punto del campeonato de entre los dedos de los blanquivioletas.

Sergio se mostró dolido en la rueda de prensa posterior porque el tanto llegó «como consecuencia de una jugada que conocemos, que hemos trabajado» y lo achacó a un «desajuste defensivo por querer ir a por el partido en los últimos minutos». Buscar resolver estas jugadas es obligado ahora para el cuerpo técnico blanquivioleta.

El Real Valladolid ha concedido 21 córneres en los primeros 4 encuentros de liga (3 frente al Girona, 10 frente al Barça, 6 frente al Getafe y 2 ante el Alavés) y en todos ellos lo habitual es que cierren en defensa hombres como Nacho, Toni, Anuar o Keko. El lateral izquierdo ejerce de libre por detrás y el resto defiende en la corona del área rival.

A Toni, Sergio le suele ubicar en el centro de este tridente. Allí, en la jugada del tanto de Ibai, la pelota le cayó al ghanés Twumasi, cuando el de Lorquí se encontraba escorado a la izquierda, en tierra de nadie. Así el africano pudo soltar el pelotazo en profundidad del que Jony sacó petróleo colocando el balón, raso, en el corazón del área sobre la llegada de Ibai.

 

Fotos

Vídeos