Fútbol | Primera División

Toni regresa al trabajo con el resto de la plantilla del Real Valladolid

Toni se estira para intentar robar un balón durante el entrenamiento de esta mañana./G. Villamil
Toni se estira para intentar robar un balón durante el entrenamiento de esta mañana. / G. Villamil

Moyano aseguró en rueda de prensa que la plantilla se siente respaldada por las altas estancias del club, porque «nada ha cambiado desde que llegaron»

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

En el día después de la dolorosa derrota del Real Valladolid ante el Sevilla, un rayo de esperanza iluminó durante las mañana los Anexos, con la participación de Toni Villa en el entrenamiento con el resto de sus compañeros, por primera vez desde que se lesionara en el Camp Nou el pasado 16 de febrero.

El murciano fue la gran novedad en un equipo en el que Borja también se ejercitó al mismo ritmo que los demás y en el que Joaquín trabajó en el gimnasio con los fisioterapeutas aunque desde el club se asegura que regresará a las sesiones de trabajo el próximo miércoles con normalidad mientras que Stiven Plaza, Luismi, Hervías y Cop siguen ocupando la enfermería. Con todo, aún se matiene el freno de mano echado en la recuperación de Toni Villa, ya que no participó en el partidillo final con el que terminó la jornada de trabajo de los futbolistas.

Más información

«Estamos contra la pared y no hay más espacio hacia donde recular»

Tras la sesión de entrenamiento y antes de que el equipo disfrute mañana de un día de descanso, Javi Moyano atendió a los medios de comunicación reconociendo que el equipo está «fastidiado» por la derrota, «pero con la sensación de que hicimos cosas buenas o muy buenas para que el resultado no se diera de la manera que sucedió al final».

Reconociendo que «ahora empieza lo complicado» y que el equipo está «contra la pared y no hay más espacio hacia donde recular», el capitán del equipo animó a todos a «pensar en que tenemos un partido nuevo en casa que tenemos que ganar y no pensar en los rivales porque a día de hoy seguimos dependiendo de nosotros mismos y de lo que seamos capaces de hacer de aquí a final de temporada«.

Convencido de que Sergio está «muy fuerte y con muchas ganas», Javi Moyano afirmó igualmente que la plantilla se siente «totalmente» apoyada por los dirigentes del club. «Desde que ellos llegaron han tenido siempre la misma actitud con nosotros. En ningún momento ha cambiado sea cual sea el resultado. No podemos decir lo contrario», aseguró.