Un triplete de Óscar mantiene el pulso para el Valladolid juvenil

Un triplete de Óscar mantiene el pulso para el Valladolid juvenil

La victoria permite a los de Javier Baraja presionar al Rayo en busca de la tercera plaza

MARÍA TRISAC (OPTA)Leganés

El conjunto de Javi Baraja visitaba a las 16:30 la instalación deportiva de Butarque con el objetivo de conseguir los tres puntos que le permitiera acotar la distancia con el Rayo Vallecano y pelear por el tercer puesto en la clasificación. Fue muy superior al Leganés encontrando a Óscar su principal aliado para, con una tarde estelar, poder encadenar su quinta victoria consecutiva.

Los primeros minutos de partido fueron algo broncos. Con las fuerzas igualadas, ambos equipos se tanteaban sobre el terreno de juego. Pero poco a poco los vallisoletanos comenzaron a ganar confianza y cogieron la medida a los chicos de Roberto Rodríguez. Con un gran juego ofensivo, el Valladolid consiguió encerrar al Leganés en su propia área. Era de esperar que las ocasiones de gol por parte de los visitantes no tardaran en llegar. Especialmente acertados estuvieron los de Baraja, con la primera ocasión clara, inauguraron el marcador.

1 Leganés

Goles:

3 Real Valladolid

: David, Iker, Poveda (Alui m. 89), Morante, D. Gómez, Luismi, Óscar (Adri Carrión m. 84), Baba, Alvarez (Arroyo m. 37), Victor y Dalisson.

Goles:
0-1, m. 12: Óscar. 1-1, m. 45: Aymane. 1-2, m. 58: Óscar. 1-3, m. 82: Óscar
Árbitro:
Gerónimo Montes - Navas (colegio madrileño). Amonestó con cartulina amarilla Baba y Morante por parte del Valladolid, Dasta, Traore y Álvaro por parte del Leganés.

Doce minutos transcurrieron cuando llegaba la primera para el Valladolid. Óscar aprovechaba un córner, rematando de cabeza al primer palo rompiendo la portería pepinera. Los pucelanos habían conseguido encontrar la clave de su juego: atacar por la derecha aprovechando la rapidez y puntería de Dalisson.

Más de la mitad de la primera parte tuvo que pasar hasta que los locales consiguieron crear su primera ocasión. Félix tiraba limpio desde la frontal del área pero se encontraba con un gran Dani que paraba el esférico sin problema. Las llegadas de los pepineros estaban siendo pobres y escasas. A pesar de que el juego ofensivo del Leganés estaba siendo desacertado, consiguieron despertar en defensa, complicándoles las llegadas al Valladolid. Aún así, una falta cometida sobre Dani pondría el empate en el marcador. Muy parecido a un córner, centraba Cirre y Aymane remataba de cabeza dejando sin opciones al guardameta vallisoletano.

En la segunda parte, el Lega salió mucho más enchufado. Ejerciendo más presión en ataque, los blanquiazules consiguieron romper la defensa del Pucela y comenzaron a llegar con mucha más facilidad al área rival. A pesar de ello, todos los balones se encontraban con las manos de David que en más de una ocasión salvó a los suyos. Pero las fuerzas se igualaron, la calidad del Valladolid provocó que se desaprovechasen muy pocas ocasiones. En la primera oportunidad manifiesta se agrandó la diferencia en el marcador. Víctor filtró un buen pase a Óscar, y el siete blanquivioleta marcaba el segundo para los suyos.

El paso del tiempo fue haciendo mella en ambos equipos, y el juego pasó a volverse excesivamente tenso y las faltas propiciaron que las interrupciones estuvieran a la orden del día. Una de ellas le darái el tercer gol al Valladolid. El de la sentencia. Víctor era el encargado de tirar un penalti fusilando al guardameta del Leganés que colocaba el broche de oro a una tarde para llevarse el balón a casa y ayudar a los castellanos a seguir peleando a rebufo del Rayo Vallecano en busca de ese tercer mejor puesto para ir a la Copa del Rey.